EDITORIAL

LAS VENTAJAS COMPARATIVAS

La conveniencia de dedicarse a producir aquello que le da más rédito al país, aprovechando las “ventajas comparativas” que posee, parece ser una receta de sentido común. Pero cuando se bucea en la historia de las naciones, en vez de encontrar la prosperidad, aparece por ese lado la miseria y la decadencia.
EDITORIAL Isaías ABRUTZKY