La educación del futuro: Francia apuesta a la tecnología pero "sin pantallas"

POLÍTICA 15/04/2018 Por
La educación, y con ella la ciencia y la tecnología, por primera vez se ganaron un lugar protagónico en el programa de las reuniones del G20
not_918176_13_161820_m

"Hay grandes tendencia del mundo del mañana en la educación, grandes rasgos de una sociedad muy tecnológica y tenemos que preparar a nuestros niños y alumnos para ese futuro", resumió el ministro de Educación francés, Jean Michel Blanquer, durante su exposición en el Centro Cultural Kirchner.

Argentina asumió el 1 de diciembre último la presidencia del G20 y en 2018 habrá más de 45 reuniones en 11 ciudades del país, que también tratarán temas como agricultura, economía digital, empleo, energía, finanzas, comercio e inversiones. El año de trabajo culminará el 30 de noviembre y el 1 de diciembre con una cumbre en Buenos Aires, cuando los jefes de Estado adoptarán un documento final.

En este caso, la educación se ubicó en el centro de la escena y el funcionario del gobierno de Emmanuel Macron, acompañado por su par argentino, Alejandro Finocchiaro, habló sobre los temas prioritarios del encuentro: las "habilidades del futuro para la vida" y "el trabajo y financiamiento educativo". El ministro señaló que "resulta fundamental promover una inversión eficiente para una educación inclusiva y de calidad". Asimismo, el titular de la cartera educativa sostuvo: "Esto implica una profunda articulación del presupuesto educativo con la planificación estratégica de la política pública y velar por la eficacia y la eficiencia de la inversión que cada uno de nuestros gobiernos destina".

A su turno. Blanquer se refirió a lo que a su entender son los aspectos positivos de la tecnología, como el uso de robots para familiarizar a los chicos con las nociones geométricas o para asistir a menores con dificultades para sociabilizar. Pero también a los costados más negativos, como la sobreexposición de los chicos a las pantallas. En la antítesis de "Black Mirror", el ministro galo apela a una "tecnología sin pantallas". "En los jardines de infantes lo mejor es no tenerlas", remarcó. En su opinión, la mejor alternativa a los dispositivos serán los mencionados robots o las aplicaciones con inteligencia artificial. "La educación debe ser más y más tecnológica, pero también más y más humana. El desafío pasa por construir una pareja perfecta entre hombre y máquina", concluyó.

"Los primeros años son muy importantes por eso hace dos semanas tomamos la decisión histórica de bajar la edad de entrada a la escuela de los 6 años a los 3", cuenta. La disposición, que sería obligatoria desde 2019, aspira a que la escuela maternal "genere una mayor igualdad y les brinde todos los instrumentos para su éxito en la vida".
El programa infantil girará alrededor del lenguaje, la música y los juegos, elementos que considera "muy importantes para el vocabulario y su entendimiento". Desde los 6 años, su idea es enfocarse sobre todo en Lengua y Matemática y desde allí hacer foco en "las Dos Revoluciones: la tecnológica y la ecológica".

Sin embargo, Blanquer no descuida otros valores de la enseñanza tradicional y señala como "vital" la confianza en el círculo que forman los padres, alumnos, profesores y la institución escolar, al igual que la formación de los maestros y las políticas para fomentar la igualdad entre varones y mujeres. Su propuesta de política educativa ya fue presentada en el Consejo de Ministros y debe ser aprobada por la Asamblea Nacional.

"En el mundo del mañana la educación tendrá un papel en la sociedad más importante que hoy, pero también en la economía, porque su impacto en el PBI será más grande", añadió.

En el final, el ministro dedicó unos minutos al rol de los maestros y profesores, y aunque admitió que "queremos pagarles más, pero no es fácil", afirmó que "cada dinero en la educación es una inversión, porque el profesor será una de las figuras centrales de la sociedad del futuro".

Blanquer fue profesor, rector, director de enseñanza escolar y de la Escuela Superior de Ciencias Económicas y Comerciales. Además tiene un doctorado en Derecho Público y Constitucional y es diplomado en Filosofía. Fue jefe de Gabinete de la cartera durante la presidencia de Jacques Chirac.

•Repensarse a sí mismos

Tras el primer encuentro, el grupo de trabajo (los países del G20, seis organismos internacionales y Jaimaica y Chile como invitados de Latinoamérica), coincidió en que "los sistemas educativos tienen que "repensarse a sí mismos" para que los aprendizajes de las escuelas "se acoplen" al mundo del trabajo actual.

Según el comunicado oficial, durante el encuentro se analizó "el desarrollo de políticas públicas que liberen el potencial de las personas". "Las conclusiones ayudarán a desarrollar propuestas para el futuro del trabajo, una de las tres prioridades definidas por la presidencia argentina para el G20 2018", agregó.

El encuentro centró la discusión en el diseño de estrategias educativas para lograr el acceso equitativo a un aprendizaje de calidad y garantizar el desarrollo sostenible.

Las próximas reuniones del grupo serán el 11 y 12 de junio en Ginebra, Suiza, y el 3 y 4 de septiembre en la ciudad de Mendoza. Allí se encontrarán un día después los ministros de Educación del G20 para la primera reunión ministerial de Educación.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar