Lanzan aplicación para crear el mapa nacional del acoso callejero

CIUDADANOS 06/04/2018 Por
"A todas las mujeres les gusta que les digan un piropo, por más que esté acompañado de una grosería, que te digan qué lindo culo que tenés, está todo bien", dijo el presidente Mauricio Macri, entonces jefe de Gobierno porteño, en 2014
not_917311_05_122526_m

Tras sus palabras, el tema se puso en el centro de la escena y se reafirmó lo que todos deberían saber y asumir: no es piropo, no es halago, no es galantería; es acoso.

En el marco de la semana internacional de lucha contra el Acoso Callejero, el Movimiento MuMaLá (Mujeres de la Matria Latinoamericana) lanzó una "Mumalapp", una app para teléfonos celulares con sistema Android a partir de la cual las mujeres podrán denunciar esta violencia de manera anónima.

Raquel Vivanco, coordinadora nacional de MuMaLá y presidenta del Observatorio Ni Una Menos, señaló a ámbito.com que la app surgió luego de dos sondeos realizados por la organización. "Hicimos dos encuestas, una en la Ciudad de Buenos Aires y otra a nivel nacional, para visibilizar la problemática del acoso callejero. En ambos casos nos dio que el 100% de las mujeres piensa estrategias para sentirse seguras en el espacio público, lo que nos dice que la resolución de la problemática hoy está puesta en nosotras de manera individual"

Otro de los puntos destacados fue que "a nivel nacional, el 93% de las mujeres dijo haber vivido por lo menos una situación de violencia callejera a lo largo de su vida, y en todos los casos dicen haber vivido esta situación por primera vez entre los 9 y los 22 años".


La aplicación, que puede bajarse a celulares o a la cual se puede acceder desde una computadora a través del siguiente link http://www.observatorion iunamenos.org.ar/mapaacoso/, recibe denuncias anónimas sobre "cualquier manifestación que atente contra nuestra integridad en el espacio público", detalló Vivanco. El objetivo es "visibilizar, sensibilizar a la sociedad e incidir en la generación de las políticas públicas que puedan dar respuesta a la problemática que vivimos las mujeres cuando transitamos el espacio público".

El mapa busca poner en relieve cada una de estas situaciones especificando la edad de la víctima, el lugar del acto, y el detalle de la situación sufrida, en el marco de un conflicto que pertenece al ámbito de la seguridad ciudadana.

El acoso callejero aún carece de políticas públicas efectivas que protejan a las mujeres. La titular de MuMaLá detalló que si bien "a partir de las estadísticas que construimos en la Ciudad de Buenos Aires se sancionó una ley que define al acoso callejero como una contravención, con lo cual existe en la Ciudad la posibilidad de que las mujeres denuncien en una comisaría o en una fiscalía esta forma de violencia, de esto no devino una campaña de sensibilización, difusión o capacitación a los operadores de seguridad. Por el contrario, una vez que se sancionó la ley, ahí quedó".

En cuanto al ámbito nacional, Vivanco mencionó que "se está debatiendo en el Congreso un proyecto de ley que es iniciativa de la diputada Victoria Donda para multar el acoso callejero". El camino de la normativa aún es incierto: "La última sesión entró al recinto y ahora volvió a comisiones. Estamos esperando que la próxima sesión se debata y se apruebe para que pase al Senado y contemos con la ley". En ese sentido, opinó que "la problemática está instalada, con una necesidad concreta de la mujer y de la sociedad; lo que sigue habiendo es resistencia por parte de algunos legisladores". Al respecto, puntualizó que la sesión pasada "fue el jefe de la bancada del radicalismo, Mario Negri, quien se opuso a la aprobación a esta ley dentro del recinto". "Seguimos teniendo representantes que están muy por detrás de lo que la sociedad demanda en derechos humanos", consideró.

Acerca de las palabras de Macri en cuanto al acoso, Vivanco tiene una postura clara y contundente: "Personalmente me da vergüenza, me parece que una persona con ese pensamiento no puede gobernar un país. Está claro que viniendo de él va a ser muy difícil que las mujeres logremos igualdad de derechos y oportunidades". Además, destacó que "banalizar la problemática del acoso es banalizar una problemática que en su expresión más extrema se cobra la vida de una mujer cada día".

Por último, la presidenta del Observatorio Ni Una Menos resaltó que hay dos cuestiones ineludibles a la hora de pensar en revertir esta problemática: una es la educación, otra, la generación de políticas públicas por parte de un Estado presente. "Necesitamos que se aplique la ley de educación sexual integral que está vigente desde hace más de diez años; que se empiece a abordar la problemática desde los primeros años; necesitamos construir relaciones igualitarias. Esto seguramente va a repercutir en menos situaciones de acoso, menos noviazgos violentos y ni que hablar embarazos no deseados. La educación es un lugar clave para revertir esta problemática que está ligada a la desigualdad de poder que existe entre hombres y mujeres", finalizó.

Fuente: Ámbito

Te puede interesar