Pascuas sin rosca ni huevos

OPINIÓN 03/04/2018 Por
Pese a que no hay negociaciones preelectorales ni coraje para militar contra la red de pedofilia, las pequeñas noticias nos dan algo para entretenernos.
2018-04_02_ZAFFARONI_MORENO_ARANGUREN-300x200

¡Qué eterno fin de semana, amigo lector!. Jamás pensé que las Pascuas, con eso de andar buscando los huevos por el suelo, podía ser una metáfora tan clara de cinco días libres con criaturas en edad de jardín de infantes.
Por suerte pasó de todo, porque la gente cuando está al vicio se pone un poco irritable y le gusta pelear con otros. Hay que agradecer que existen algunos personajes que no dejan caer la intensidad, como el que en la cancha agarra el cinto y les sacude a los otros hinchas para que no dejen de cantar.
Pese a que hemos entrado en una fase de aburrimiento en la que “el mejor equipo de los últimos 50 años” no ve peligrar su futuro, esas pequeñas batallas de la micromilitancia nos dan algo para entretenernos hasta que arranquen la rosca para armar la estrategia del año que viene.
Parte del finde XXL fue por una cuestión religiosa. Aunque la gente sea menos practicante, a los días les gusta tomárselos igual. Varios me han dicho que si soy ateo no me los debería tomar. Considerando que los pago de mis impuestos, bien me vale el derecho.
Para mantener el tono eclesiástico, el Papa dijo en una entrevista que el infierno no existe. No sé si esa será una estrategia acertada para acercar a la gente a la iglesia, Pancho. Si evitaba salir de mi casa a la siesta era porque estaba convencido de que existía el viejo de la bolsa, no porque daban la novela -bah, un poco sí-.
¡Qué desilusión eso de que no exista el infierno! Supongo que aunque ya lo intuyera, esperaba que en algún lado terminaran los personajes como William Brown, el ex Secretario de Comercio Interior.

Moreno y Aranguren
Justo el otro día Moreno declaró que los miembros del gobierno “son oligarcas y ateos, que es una combinación horrible”. Combinación horrible es lunares y rayas o salame con dulce de leche. Lo otro es como si yo dijera que lo horrible es ser peronista y de derecha. Es subjetivo, Guillote.
Nos viene bárbaro haber mencionado al compañero antiprogreso. Resulta que en estos días había que lloriquear por la plata que Arancurren tiene afuera, y él se me vino a la mente.
Vamos a ser claros, amigo lector: a ninguno le gusta que le suban la nafta o las tarifas, pero una cosa no tiene que ver con la otra. No es muy prolijo tener la plata afuera y pedir inversiones.
Eso sí, que te lo digan los que se tatuarían en el pecho la pistola que Guillote ponía en la mesa para negociar es como si Tinelli se enojara con Icardi por haberle robado la mujer al amigo.
Ni hablar de cuando les preguntan a los adoradores de la regulación estatal por la plata de la ex hija presidencial, que la tenía a toda en su caja de seguridad. Parecen Mercedes Ninci y Gustavo Grabia contra Natacha Jaitt en la mesa de Mirtha Legrand el Sábado a la noche: ¡andá a la justicia!.

Pedofilia y doble moral
Entre las enriquecedoras actividades del fin de semana también me dediqué a ver un poco de televisión de calidad, prestándole atención al profundo debate en la mesa de la señora. Nunca en mi vida la había visto tan incómoda.
Convengamos que el tema es bastante complicado. No es hablar de un degenerado que toqueteaba chicos; era más una cuestión de un negocio oscuro en el que se ganaba mucha plata explotando sexualmente a los pibes. Una cosa es robarte una mandarina para comer y otra es robarse un cajón para venderlo.
Es increíble que los organismos de Derechos Humanos -que entre sus luchas te piden cambiarle el nombre a la avenida Colón o que no le hagan una estatua a Jardín Florido- hayan permanecido callados ante esto. Les ha faltado coraje para denunciar.
Son muy de armarte una marcha por la represión a los trabajadores del caucho en Tailandia, pero no hacen nada por los chicos que se someten a eso para cumplir sus sueño de ser futbolistas
En una de esas es por el rechazo de los intelectuales a la actividad física. Los que quieren que les paguen por pensar odian a los que cobran por practicar un deporte. Eso porque siempre eran el gordo que va al arco.
También puede ser que en el país del fútbol, nadie quiere hacerle daño a sus clubes, aunque estos les hayan estado haciendo daño a los chicos. Con lo que les gusta romper cosas en las manifestaciones es increíble que no esté ardiendo la AFA.
Por lo menos son todos coherentes con su doble moral: está bien linchar a un actor por exceso de besos pero no hablar de los que pagan por tener sexo con menores. Al menos no entran en conflicto con la doctrina del Proxneta de Recoleta, el ex juez Zaffaroni.
Algunas veces me cuesta entender al progresismo, amigo lector. Muchas veces puedo coincidir con ellos, pero hay cosas más difíciles de tragar que rosca de pascua vegana. Queda bien hablar del derecho de los chicos a tomar la escuela secundaria, pero no dicen una palabra de la pedofilia (salvo que involucre a la iglesia).
Hasta acá llegamos, amigo lector. No lo molesto más. Vaya a robar más chocolate a la heladera.

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar