Por qué los créditos para la construcción pueden hacer bajar los precios en dólares de las viviendas

ECONOMÍA 15/02/2018 Por
El economista Fausto Spotorno explicó que el bajo volumen de préstamos hipotecarios para la edificación de casas o de departamentos nuevos encareció las propiedades usadas. Además, resaltó la oportunidad de los bancos para desarrollar seguros de cambio
creditos-hipotecarios-3.jpg_258117318

El economista Fausto Spotorno afirmó que un mayor volumen de créditos para viviendas nuevas o para construcción podría contribuir a bajar el precio en dólares de las casas usadas, debido a que se cortaría el efecto "embudo" causado por el poco stock de préstamos para la construcción que había en 2017.

"Cuando se compra una vivienda usada, seguramente se paga en dólares. Pero las viviendas nuevas para construir quizá se pueda arreglar el precio en pesos porque el constructor cobra en pesos. El problema es que en 2017 había crédito para comprar pero no para construir y se formaba un embudo. Ahora están empezando a aparecer estos últimos y eso puede bajar el precio en dólares de las casas", señaló en diálogo con TN.

En ese sentido, el economista puso de manifiesto la inestabilidad existente en el mercado inmobiliario al nominarse los créditos hipotecarios en pesos y valuarse las viviendas en dólares y señaló que esta divergencia podría abrir para los bancos la oportunidad de ofrecer seguros de cambio para amortiguar las fluctuaciones de la divisa norteamericana.

"Si las viviendas se operan en dólares y los créditos son en pesos, ante cualquier cambio que pueda haber en el tiempo entre que se obtiene el crédito y se compra la vivienda se desfasa la operación. Ahí hay una oportunidad de negocios para los bancos, para que ofrezcan seguros de cambio, que además serían muy útiles ante la volatilidad del tipo de cambio", indicó.

Asimismo, Spotorno enfatizó que la suba del dólar en los últimos dos meses se debe a múltiples causas, tanto internas y externas, y remarcó que hay "diferencias" entre la política monetaria del Banco Central (BCRA) y las expectativas del mercado financiero local.

"El dólar asusta porque hay cinco o seis cosas que lo afectaron en las últimas semanas. Primero, el paro de los transportadores de aceiteros, después el cambio de metas de inflación, el aumento de la volatilidad en el mundo y ahora la discusión de las tasas. Hay algo entre el mercado y el BCRA que no está funcionando desde diciembre, cuando se anunció el cambio de metas de inflación", dijo.

Y explicó: "Antes del 28 de diciembre, el mercado esperaba para 2018 una inflación de 16% y el cambio de metas tenía cierta lógica porque el Central se acercaba al mercado. El problema fue que bajó las tasas dos veces, lo que hizo subir la expectativa de inflación del mercado."

En otro orden, Spotorno, que es economista jefe de la consultora Orlando J. Ferreres (OJF), destacó el rumbo de las reformas estructurales del Gobierno y las medidas que tomó para reducir en simultáneo el déficit fiscal y la carga impositiva.

"Las crisis argentinas fueron siempre fiscales. Hoy el Gobierno tiene el dilema enorme de tener que bajar el déficit fiscal y bajar los impuestos, lo que hace que tenga que tomar medidas drásticas. Para mí, está apuntando correctamente", concluyó.

Fuente: Cronista

Te puede interesar