Estiman que el ajuste de los haberes llegará al 26,4% durante el 2018

POLÍTICA 13/02/2018 Por
Para Econométrica, que espera una inflación de 22% en 2018, las jubilaciones crecerán 26,4% de diciembre a diciembre con la nueva fórmula e incluyendo el bono en marzo
cc130218e005f06_crop1518484758691.jpg_258117318

La nueva fórmula, sumada al plus adicional que se otorgará en marzo, permitirá a los jubilaciones y a los beneficiarios de la AUH incrementos por encima del 26% este año, según un informe de Econométrica. Será un aumento superior a la inflación que proyecta la consultora, de 22% acumulada para 2018.

En cambio, al considerar la inflación promedio del 24%, los haberes jubilatorios empatarían al IPC durante el año aún considerando el bono adicional a pagar en marzo próximo.

"Para que la jubilación en 2018 mantenga el poder de compra, la inflación acumulada no tendría que ser superior al 22% diciembre contra diciembre. Actualmente el consenso de mercado es una inflación del 20% en el año. Nosotros trabajamos con una inflación de 22%. No descartamos que si la inflación supera el 22% el Gobierno decida un nuevo adicional en el segundo semestre del año, para asegurar no caiga el poder de compra del jubilado durante 2018", indicó el informe de Econométrica.

El Gobierno logró cambiar en diciembre pasado la fórmula que indexa las jubilaciones, desde un índice que consideraba el aumento de la recaudación hacia uno que considera en un 70% la inflación y en un 30% la variación de los salarios. Pero genera un ahorro al fisco por pagar el primer aumento con un rezago de seis meses. Debido a la polémica que generó la reforma, el Estado abonará un plus en marzo próximo por única vez para los beneficiarios de la AUH y los jubilados que cobren hasta $ 10 mil.

"El cambio en la fórmula tuvo el doble objetivo de estabilizar el poder de compra de los haberes en los actuales valores, y dejar espacio para empezar a bajar la presión impositiva heredada, sin que ello afecte a la baja al monto mensual del haber previsional", indicó el informe.

Porque entiende que bajo el supuesto de una inflación y salarios subiendo un 22% de diciembre a diciembre en 2018, las prestaciones sociales se elevarán un 26,4% en igual período siguiendo la nueva fórmula.

En tanto, al comparar los promedios anuales la distancia se reduce y la jubilaciones terminan empatando a la inflación, aún con el adicional que se otorgará en marzo ($ 400 para los beneficiarios de AUH, $ 375 para las moratorias y $ 750 para los haberes hasta $ 10.000).

"Queda en evidencia que el rezago de seis meses juega a favor mientras la inflación descienda", afirmó el informe.

Según su análisis, un haber actualmente de hasta $ 10.000 mensuales dispondrá de un aumento promedio de 24,2% este año, frente a una inflación de 24,8% también en el promedio anual. En tanto, los haberes superiores a los $ 10.000, que no gozarán de un adicional en marzo, avanzarán 23,5%, por detrás de la inflación promedio. Y el haber mínimo se incrementará 24%, también levemente por debajo del IPC promedio.

En cambio, los beneficiarios de la AUH verán incrementado su ingreso en 26,5% promedio anual versus una inflación promedio de 24,8%.

"Ante la falta de estadísticas por la destrucción del Indec (2007-2015), el Gobierno anterior indexó la jubilación a la recaudación, lo que implicaba gastar más, si recaudás más. Dado que llevó la presión tributaria a un máximo histórico, la fórmula conllevó un aumento del gasto en seguridad social, que buscó contener pisando jubilaciones más de una década", explicó el informe.

Según detalló el informe, la variación de las jubilaciones en diciembre pasado alcanzó el 28%, frente a una inflación de 24,8%. El año pasado, los jubilados obtuvieron dos actualizaciones de un 13% en marzo y septiembre.

Para este año, Econométrica estima un aumento de 5,7% en marzo, 6,1% en junio, 7,3% en septiembre y 5% en diciembre, un total de 23,5% sin el adicional de marzo próximo.

Fuente: Cronista

Te puede interesar