El plan reformista oficial ya acapara 15% del presupuesto del Ministerio de Justicia

POLÍTICA 12/02/2018 Por
Son ocho partidas que responden a las metas del Gobierno para mejorar el sector. Prevenir la corrupción y el lavado de dinero, y mejorar cárceles, son algunos los proyectos
cc120218e008f09.jpg_258117318

Uno de los proyectos más ambiciosos del Gobierno desde que asumió el poder, a finales de 2015, tuvo que ver con la reestructuración de la Justicia. A partir de este año, lo discursivo se tradujo en hechos, ya que el programa Justicia 2020, desde donde apuntala Germán Garavano su gestión, pasó a tener un protagonismo central en el presupuesto destinado al Ministerio de Justicia. Ya representa casi el 15% del total de los fondos ministeriales: $ 3145 millones de $ 21.125 millones previstos.

La mayor inversión del programa para 2018 será dirigida a "Política e infraestructura penitenciaria", área que tiene como objetivo "la reparación, readecuación y puesta en valor de unidades penitenciarias federales tendientes a mejorar las condiciones de detención y seguridad en dependencias del Servicio Penitenciario Federal". Recibirá un total de $ 1248,7 millones en todo el año, de los cuales ya ingresaron $ 17,9 millones.

Al programa "Regulación y Control Registral", en tanto, se destinan $ 341,98 millones. De esa cifra, $ 22,39 millones ya fueron girados. Su función es de asistencia en el caso de análisis de asuntos legislativos sometidos a consideración del ministerio. Otros $ 605,63 millones se asignan a la "promoción y defensa de los Derechos Humanos" y $ 68,64 millones se utilizan puntualmente para controles anticorrupción, de los que se ocupa la Oficina Anticorrupción que lidera Laura Alonso.

En el Ejecutivo le dan especial importancia al programa global que corresponde al "mejoramiento del sistema de Justicia", que cuenta con un presupuesto de $ 437,9 millones y se plantea como metas "mejorar la transparencia y el acceso a la información, incrementar la participación y colaboración ciudadana en las decisiones públicas, crear mecanismos efectivos de rendición de cuentas y promover la adopción de nuevas tecnologías e innovación". En algún sentido, este programa es definido como el corazón del postulado general Justicia 2020.

En el programa "prevención e investigación contra el terrorismo, el crimen organizado y el ciberdelito" la inversión es escasa, de apenas $ 12,1 millones por año, teniendo en cuenta que desde el ministerio siempre se destaca esa lucha como un objetivo central. Ese presupuesto se desglosa en dos partes: $ 7,93 millones hacia las investigaciones por el atentado a la AMIA, y $ 4,16 millones al combate del lavado de dinero.

Los otros dos programas incluidos especialmente en el marco de Justicia 2020 son "Planificación estratégica y relaciones con la comunidad" y "Afianzamiento de la Justicia como valor", que se llevan $ 68,7 millones y $ 442,7 millones, respectivamente. Así, en total, los ocho programas de Justicia 2020 incluidos en el presupuesto 2018 totalizan $ 3145,57 millones de los $ 21.125,23 millones globales del ministerio; es decir, el 14,9% del total. En 2017, el slogan Justicia 2020 no estaba adherido a ningún programa presupuestario.

Será un año intenso en materia de reformas judiciales, ya que el Gobierno promoverá el nuevo Código Penal, la reforma del Código Procesal y Penal y la Ley Penal Juvenil, entre otros puntos. El presidente Mauricio Macri prevé incluir esos proyectos en el discurso que brinde ante el Congreso el próximo 1º de marzo, cuando inaugure las sesiones legislativas.

Fuente: Cronista

Te puede interesar