El nivel de Pilcomayo bajó pero la situación en el norte sigue complicada

NACIONALES 09/02/2018 Por
La lluvia dio tregua pero en el norte argentino se viven situaciones cada vez más complicadas
160127

Más de 3.500 personas continúan evacuadas de sus casas en las provincias norteñas argentinas de Salta y Chaco por las fuertes lluvias registradas en los últimos días, con inundaciones que han dejado al menos 60.000 afectados.

En diálogo con Radio Uno Santa Fe Rolando Álvarez, Director de Defensa Civil de Tartagal, dio a conocer la situación actual: “En concreto, en Chaco son casi 45.000 las personas afectadas, de las que 1.000 tuvieron que ser evacuadas o dejaron sus casas por sus propios medios”.

“Hay una mejoría, esto tiene que ver con el rio. La última medición fue de 7 metros y medio y luego bajó a 4 metros y medio. El desmonte tiene mucho que ver porque lo que observamos es que la soja es sembró muchísimo, genero grandes ganancias económicas para pocas personas. Una hectárea de bosque absorbe 300 milímetros de agua, una hectárea de soja solo 10 milímetros” agregó.

Por otro lado aseguró: “Otra de las cuestiones es que cada vez hay menos árboles y veredas verdes en la ciudad. Luego esa agua va a parar hacia algún lado. Plantar árboles es una opción inteligente, muchos de los problemas que existen tiene que ver con el incumplimiento de la ley”.

Sin embargo explicó: “El chaco salteño es una zona agreste, que todavía tiene una opción de dinero interesante, el tema es que viene gente de afuera, se lleva ganancias rápidas y desalojan a la gente de las comunidades que están hace siglos allí. Aquí las empresas no invierten donde hay pobres, un ejemplo son las empresas de celulares, no construyen antenas”.

Por último sentenció: “Hay que tomar las regiones en donde se requieren obras: En tartagal hay que canalizar los grandes volúmenes de agua que bajan. En el caso del Pilcomayo hay que canalizar el rio”.

Fuente: Agenciafe

Te puede interesar