Gobierno se financió con éxito con el bono que podría reemplazar a las Lebac

ECONOMÍA 08/02/2018 Por
Absorbieron la oferta mayormente aseguradoras y fondos del exterior. Optimismo en Finanzas por lo que consideran un debut muy auspicioso de un instrumento novedoso
cc080218e009f05_crop1518055262108.jpg_258117318

En la primera colocación de 2018 de un bono en pesos en la plaza local, el Gobierno consiguió ayer $ 70.481 millones con un título a un año de plazo, que tuvo la novedad de incluir una "cláusula gatillo". Este instrumento, emitido por el Ministerio de Finanzas, busca hacerle competencia a las Lebac del Banco Central. Según trascendió, aseguradoras y fondos del exterior fueron los grandes compradores. De hecho, no hubo tramo minorista.

Para intentar captar la atención entre los ahorristas, Finanzas incluyó en la oferta que se pagará lo que sea superior, sea la tasa nominal mensual de 1,7056% que se capitalizará mensualmente (que equivale a una TNA del 22,5%) o la que surja del ajuste que sufra el capital original de acuerdo al Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER, que se rige por la inflación) entre el 26 de enero de 2018 y "el décimo día hábil anterior a la fecha de vencimiento", más un interés del 3,75%. Por lo tanto, garantiza a los inversores una ganancia de 3,75% por encima de la inflación.

"El resultado fue mucho mejor al esperado. Nos ofertaron el doble de lo que calculábamos", festejaron en el círculo de Luis Caputo. Al apetito inversor que consiguió este instrumento lo ven como una "gran señal para los inversores externos". Y, frente a las turbulencias en la plaza internacional, califican que "hay margen para fondeo en mercado local".

Amilcar Collante, economista de la Universidad de La Plata, identificó que el Gobierno tomó casi todo lo que ofrecieron. "En la normativa podía llegar hasta

$ 100.000 millones de emisión y hubo ofertas por $ 74.000 millones; al cotizar a la par y permitir cobertura en caso de mayor inflación tenía su atractivo", describió. No obstante, reconoció que para minoristas, cuando se compara el rendimiento de este bono con un plazo fijo que se actualiza por UVA, en general la última opción es más rentable. Cuando se compara Lebac con este bono, Federico Furiase, de EcoGo sostuvo que la tasa necesaria de la Lebac a corto plazo para empatar al título emitido ayer implica implica una baja mensual de 100 puntos básicos. Este escenario, a su parecer, luce poco probable que se dé, teniendo en cuenta la meta de 15% de inflación para este año (más con los aumentos de tarifas y la suba del dólar). En este sentido, seguir en Lebac a corto plazo resultaría más atractivo. "El bono está más hecho para inversores de afuera que no pueden entrar directamente a Lebac", razonó.

También Soledad Tortarolo, de Allaria, sostuvo que si bien la colocación fue exitosa, "al precio de corte, de $ 100, el retorno total de este bono es como mínimo de 24,9%, esto es mayor a un plazo fijo mayorista pero menor de lo que ofrecería la Lebac corta renovada mensualmente". Y también concluye que "la emisión la habrían comprado mayormente las aseguradoras que ya no pueden comprar nuevas Lebac".

Ramiro Castiñeira, de Econométrica, describió que la pelea por las tasas recién arranca. "Este es parte del objetivo de bajar las tasas internas, para que el Tesoro tenga espacio para poder colocar deuda. En el año veremos cómo parte de las Lebac se transforman en Letes".

Furiase agregó que "para seguir colocando deuda en mercado local sin tirar del crowding out (desplazar de la posibilidad de tomar crédito al sector privado) es clave coordinar un desarme gradual de Lebac hacia bonos del Tesoro en pesos, sin que el BCRA pierda credibilidad en meta del 15% a la que se referencian paritarias, en un año donde el crédito moverá el amperímetro".

Según el programa financiero de 2018 el Gobierno necesita para cerrar las cuentas unos u$s 30.100 millones. De ese total, ya se emitieron u$s 9000 millones en el exterior. La intención del equipo de Caputo es que sólo resten conseguir en los mercados internacionales alrededor de u$s 3000 millones. Es resto se intentará fondear con ahorros de los inversores locales. En ese sentido, el interés que despertó el bono de ayer da optimismo al Ministerio de Finanzas.

Fuente: Cronista

Te puede interesar