Causa Ciccone: el fiscal pidió un dispositivo electrónico u otro método de control para Amado Boudou

JUDICIALES 07/02/2018 Por
Moldes aclaró que no apeló la excarcelación del ex vicepresidente sino la caución que se le impuso
Boudou-660x400

El fiscal ante la Cámara Federal porteña, Germán Moldes, reclamó que se revoque la caución juratoria otorgada al ex vicepresidente Amado Boudou y se le imponga el uso de un dispositivo electrónico o algún otro medio de control, tras ser excarcelado en enero último.

Moldes presentó un recurso de apelación en un intento por llegar ante la Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal del país, para que se revise la caución juratoria con que la sala I de la Cámara Federal benefició al ex vicepresidente el 11 de enero pasado, según el escrito al que accedió Télam.

El fiscal aclaró que no apeló la excarcelación de Boudou sino la caución que se le impuso.

Asimismo pidió "fijar un medio distinto de caución o imponer el uso de un dispositivo electrónico de control", algo que "constituirá una medida eficaz para asegurar el cumplimiento de obligaciones" con la Justicia por parte del ex vicepresidente en las causas en las que es investigado, como supuesto enriquecimiento ilícito y Ciccone, entre otras.


"La elección del tipo de caución se trató de una decisión, cuando menos, impropia y solo apoyada en la voluntad de los jueces", por lo cual fue "arbitraria", sostuvo Moldes.

Además, evaluó: "Teniendo en cuenta la multiplicidad de causas judiciales en su contra y la posible pena en expectativa a la que se enfrenta el imputado, entiendo que fijar un medio distinto de caución o imponer el uso de un dispositivo electrónico de control constituirá una medida eficaz, para asegurar el cumplimiento de las obligaciones que eventualmente pueda imponerle el Tribunal".

En ese marco, el fiscal Moldes aludió a la "notoria gravedad institucional" del caso.

"Un ex vicepresidente de la Nación, de gran presencia en su momento en los medios de comunicación y que a su vez se ha convertido en un llamativo personaje en atención a la cantidad de procesos que enfrenta, la mayoría por hechos de corrupción administrativa, no se aparta de aquella calificación", evaluó Moldes en el escrito ante la sala I de la Cámara Federal.

Esta sala deberá resolver si acepta enviar la apelación a Casación o la declara inadmisible.

"Todo indica que debería haberse elegido otro medio más conveniente para asegurar el resultado perseguido: lograr la efectiva realización del juicio. Falta precisión, relación directa y análisis integrado de los hechos relatados con lo resuelto", criticó Moldes.


Si bien reconoció que Amado Boudou "se encuentra a derecho en los expedientes" en los que es investigado, advirtió que la caución elegida –juramento– "no se corresponde con las constancias de la causa ni con la jurisprudencia vigente y de allí es de donde surge la arbitrariedad que se ataca".

"El simple juramento no parece suficiente garantía para una situación como la que aquí se ventila. ¿Cuántas veces hemos visto que alguien jura por Dios y la Patria y sus actos posteriores ofenden a la Divinidad y a todos los argentinos? Otras veces –a todos nos toca– juramos amor eterno y terminamos afeando nuestra confiabilidad demostrando una memoria flaca o ingrata", agregó en el escrito al que accedió Télam.

El fiscal general ante la Cámara Federal advirtió que en caso de recaer una condena en su contra, Boudou podría afrontar una "pena de cumplimiento efectivo".

Además argumentó que el camarista de la Cámara del Crimen, Rodolfo Porciello Argerich –convocado a desempatar en la Cámara Federal–, votó en el caso de Boudou por la caución juratoria pero que en otra causa penal de su jurisdicción –la tragedia de Cromañón– tuvo un criterio "totalmente contrario".

En ese fallo por Cromañón el camarista entendió que la posibilidad de una pena de efectivo cumplimiento era un "elemento de gran relevancia para presumir que quien recuperase su libertad intentaría eludir el accionar de la Justicia".

Moldes recordó que en esa resolución, el camarista del Crimen evaluó que "quien sabe que deberá volver a prisión, al menos en algún momento del proceso" podría evitarlo "no resultando suficiente para impedirlo condición o caución alguna".


Boudou fue excarcelado por la sala de feria de la Cámara Federal el 11 de enero pasado con los votos de los camaristas Eduardo Farah y Leopoldo Bruglia.

El camarista del Crimen Porciello Argerich fue convocado a desempatar porque Bruglia quería imponerle tobillera electrónica y Farah estaba en desacuerdo y se inclinó al igual que este último por la caución juratoria.

Boudou había sido detenido en noviembre pasado por orden del juez federal Ariel Lijo, acusado de supuestas maniobras de lavado de activos en la causa que se le sigue por presunto enriquecimiento ilícito.

Fuente: Infobae

Te puede interesar