Trabajo cede y acepta incluir esquemas de ajuste por inflación en nuevas paritarias

POLÍTICA 05/02/2018 Por
En algunos convenios habilitará cláusulas gatillo automáticas y, en otros, acuerdos de revisión de los aumentos. Espera con ese plan que las subas no superen el 15%
cc050218e010f04.jpg_258117318

Pese a la resistencia con la que inicio la ronda preliminar de las paritarias 2018, apenas unas semanas después el Gobierno aceptó volver sobre sus pasos y habilitó la inclusión en las nuevas negociaciones salariales de diferentes esquemas de ajustes por inflación de manera de intentar que los convenios que se cierren se ubiquen en torno a la pauta esperada del 15%. Esa decisión oficial ya fue incorporada tanto en los casos de los acuerdos ya cerrados o en importantes negociaciones en marcha, y contemplan tanto la variante de la denominada cláusula gatillo automática como el formato indirecto que establece la revisión del aumento en una nueva negociación entre partes si resulta superado por un incremento mayor en el nivel de precios.

La presión de la dirigencia gremial (sobre todo de aquellos sectores sindicales de mejor diálogo con la Casa Rosada) en el sentido de hacerse de algún tipo de garantía de que por lo menos la suba de los salarios emparde la evolución de la inflación fue determinante para que desde la cartera laboral, que encabeza Jorge Triaca, concedieran en revisar su rechazo inicial a esa posibilidad. "O habilitaban alguna alternativa para que se garantice que los salarios no van a quedar atrás de la inflación o nadie iba a firmar por debajo del 20%", sinceró un importante dirigente sindical, cuya paritaria está en plena discusión.
En el Ministerio de Trabajo, en cambio, buscaron darle otra interpretación a la decisión de habilitar los esquemas de ajuste por inflación que constituyeron el aspecto distintivo de los acuerdos salariales de 2017. "No nos enamoramos de ningún instrumento. Los convenios pueden o no tenerlas (cláusulas gatillo o de revisión)", dijeron a este diario desde el entorno del ministro Triaca.

Los dos primeros acuerdos salariales del año avanzaron con la incorporación de la variante de revisión. Así el gremio de Utedyc (trabajadores de clubes, countries y mutuales) firmaron una suba de 19% en dos tramos con una revisión en noviembre; en tanto que el sindicato que agrupa a los trabajadores aceiteros de Puerto San Lorenzo acordó la semana pasada un incremento de 15% (además de una gratificación especial por única vez de entre $ 22.000 y $ 42.500) e incluyó en el convenio una cláusula para "revisar las diferencias" salariales respecto a la inflación en septiembre próximo.

Por su parte, en plena etapa de una negociación conflictiva con un paro convocado para la próxima semana, la paritaria bancaria también avanza en la discusión de un esquema de indexación. En ese caso, la propuesta oficial que de las cámaras empresarias del sector (ABA, Adeba, Abappra, ABE y el Banco Central) elevaron el martes pasado al gremio que conduce Sergio Palazzo contempló una suba de 9% y una cláusula gatillo automática mensual para el supuesto de que el IPC que releva el Indec supere el porcentaje de recomposición. El sindicato rechazó la oferta y reclama mantener esa cláusula pero con una mejora salarial inicial de 19,5%.

Otra discusión que sumará un esquema de revisión será Comercio, la paritaria más numerosa que involucra a 1,2 millón de trabajadores. Allí las negociaciones entre el gremio de Armando Cavalieri y los representantes de la Cámara de Comercio y CAME están avanzadas para sellar un entendimiento en torno al 16%, mediante dos tramos acumulativos del 9% y 6%. La suba se revisaría en septiembre, según la propuesta en discusión.

El mismo instrumento está presente en las negociaciones en marcha con los gremios estatales y docentes. En Córdoba, la gestión de Juan Schiaretti ya cerró una suba de 11% para estatales que incorpora una cláusula gatillo aplicable durante el último cuatrimestre del año si el aumento salarial es superado por el nivel de precios. A su vez, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, anticipó a este diario que en la discusión de la paritaria con los gremios docentes de la provincia propondrá mantener la cláusula gatillo automática que fue acordada en 2017 al sostener que ello garantizará una negociación salarial sobre parámetros "moderados".

Fuente: Cronista

Te puede interesar