Vacaciones de Carrió le vienen bien al Gobierno y han "zafado" de sus críticas

EDITORIAL 02/02/2018 Por
El Gobierno ha "zafado" de los cuestionamientos de quien es una de las figuras más temidas del macrismo: Elisa Carrió, que para suerte de Macri, está de vacaciones
macri-y-carrio

Seguramente el Gobierno está contento por las vacaciones que se está tomando la diputada Elisa Carrió, y es que con un 2018 que arrancó con todo, desde mega decretos, hasta la renuncia de funcionarios con altos cargos y la suba de tarifas para algunos rubros, el Estado ha tenido que lidiar solo con las críticas de algunos políticos y del rechazo o aprobación de la sociedad en general, pero estas son pequeñeces ante la afilada lengua de "Lilita" quien siempre es dura cuando emite críticas y cuestiona las decisiones del Presidente Mauricio Macri.

En el afán del Presidente de la Nación por cambiar el rumbo económico del país, se han decidido generar varios cambios en los planes iniciales del gobierno actual, alteraciones que han realizado sin la presión de saber si tendrán o no la aprobación (que siempre hace pública) de Carrió.

"Los veo en marzo, yo creo que hasta marzo no me ven", dijo la diputada nacional a través de un vídeo en su cuenta en Twitter, y verdaderamente lo está cumpliendo, la ausencia es notoria, quien siempre sale "al ataque" cuando el Gobierno toma decisiones de las que, algunas no ha estado muy de acuerdo.


Por supuesto, y como aseguran desde la política Argentina, Cambiemos "le teme a Carrió" y un ejemplo claro es fue la decisión de Gabriela Michetti de separar a Ricardo Echegaray de la Auditoría General de la Nación, acción que se tomó un día después de que Elisa Carrió embistiera contra Michetti en el programa A dos Voces que transmite TN. “Lilita tiene un modo de ser, un temperamento, que ya sabemos y conocemos todos, ella trabaja sola, decide sola, después forma parte de nuestro equipo y tiene buena relación con el presidente, conmigo, con varios de los que formamos parte del Gobierno. Pero no es una persona de trabajo en equipo, entonces muchas de las cosas que dice o plantea, son sus opiniones sobre las cosas, sin ninguna consulta o debate en el grupo. Es inmanejable y hay que aceptarla así, es su libertad”, dijo la vicepresidenta de la nación en una entrevista en el 2016 sobre la diputada Carrió.

Sin embargo, la ausencia de Carrió no se debe solo al deseo de tomarse vacaciones, sino a su estado de salud que le preocupa a algunos. Con sus 61 años, "Lilita" lucha contra varias complaciones y dolencias en su cuerpo, que la han llevado incluso a ausentarse en algunas sesiones del Parlamento e incluso, en algunas discusiones, solo se acerca a su lugar en el momento de ejercer la votación.

Nadie sabe cómo vendrá la diputada después de sus vacaciones, pero lo más probable es que sea un poco más calmada. En una de sus últimas publicaciones del 2017 Carrió deseó a todos sus seguidores un "feliz año", pero admitió que ahora eligió "vivir".

Carrió ha tomado prevenciones acerca de la evolución de su salud porque la diabetes con la que lucha luce muy complicada al punto que preocupó a sus hijos Enrique e Ignacio, y hasta posibilitó el reencuentro con Victoria.


A finales del año pasado se supo que a Carrió la asistían con un respirador artificial, uno de los casos fue en el edificio de TN, cuando asistió como invitada en un programa de TV. El asensor del lugar no funcionaba, por lo que debió subir unos seis pisos por las escaleras. Al llegar al piso, Carrió se sentó en la recepción, se colocó la mascarilla y tomó oxígeno. “Vieron que reviví”, le dijo a los productores.

En los últimos días, Carrió a elegido el Twitter para replicar algunos mensajes a través de su cuenta, por ejemplo, pidió justicia por el caso del fiscal Nisman, felicitó a la gobernadora María Eugenia Vidal y retuiteó dos mesajes del Presidende Macri que hacían referencia a las becas del plan Progresar.

Urgente 24

Te puede interesar