¿El gremio defiende a los trabajadores de Topline?

LOCALES 31/01/2018 Por
Hay 17 familias rafaelinas que ven con profunda preocupación su futuro laboral. Es imprescindible que el gremio tome una posición determinante y defienda la fuente de trabajo.
fechu

La novela de la empresa Top Line continúa y se espera que el próximo 6 de febrero se realice una nueva audiencia. Es que el miércoles por la mañana, los empleados tuvieron un importante encuentro en el Ministerio de Trabajo de nuestra ciudad, donde estuvieron presentes los máximos responsables de la empresa. 
Tras un largo encuentro, pasaron a cuarto intermedio y es por eso que ahora habrá que esperar hasta el próximo 6 de febrero para un nuevo cara a cara, en donde se aguardan novedades de un posible comprador, según la palabra de los principales responsables. 
Tras esta reunión, se informó que la empresa fue intimada a pagar todos los sueldos de todos los trabajadores. Recordemos que se adeuda el mes de diciembre y también los aguinaldos. 
También se confirmó que hasta esa fecha de la nueva audiencia, los trabajadores no asistirán a sus puestos de trabajo. Además, ya analizan cuestiones legales y jurídicas, en caso de que no haya avances. 

ACUERDO POR UN MAL
MENOR EN VASSALLI

Hubo acuerdo en el conflicto de la fábrica de maquinaria agrícola Vassalli, ícono productivo de Santa Fe. Recordemos que la empresa pretendía echar a 200 de sus 500 trabajadores, pero en el acta firmada este miércoles esa sangría se reduce a 50 retiros voluntarios. Cada uno de los empleados que acepte esa opción cobrará el 75 por ciento de la indemnización, dos cuotas mensuales de 2.500 pesos que aporta la provincia y el subsidio por desempleo de Nación “ampliado” (se cobra la mitad de una vez y el resto en cuotas).
El acuerdo tiene plazo: el 31 de septiembre. Hasta esa fecha, la empresa radicada en Firmat no puede despedir a ningún trabajador. De los 52 telegramas de despido originales y promesa de más hasta completar los 200, se pasó –no sin idas y vueltas– a 50 retiros voluntarios. Quienes aceptan esa oferta, varios de los primeros despedidos, no todos, y otros que se sumaron, recibirán el 75 por ciento de la indemnización que les corresponde. También, dos cuotas de 2.500 pesos que aporta el gobierno provincial y un subsidio por desempleo nacional que cobrarán en la modalidad ampliada: la mitad de una vez y al principio, y el resto en las cuotas regulares de acuerdo a la antigüedad de cada uno.
Vassalli, ahora en manos de tres de sus distribuidores cordobeses, a quienes la familia descendiente de “don Roque” había vendido el 75 por ciento de las acciones, había cursado sobre fin de 2017 unos 52 telegramas de despido. El gremio metalúrgico UOM reaccionó y el Ministerio de Trabajo dictó una conciliación obligatoria para negociar.
La firma, en un texto enviado al sindicato, argumentó hace un mes una “crisis económica financiera” que había comunicado al Ministerio de Producción de la Nación junto a un pedido de “proceso preventivo de crisis”. Explicó en el escrito que buscaba “diversificar” su producción para hacer frente al delicado contexto –incluida deudas por más de 180 millones de pesos– y que para ello debía reducir su planta laboral hasta los 350 trabajadores, de los más de 500 que tiene. 
Los nuevos dueños, los distribuidores Nicola Hermanos, Girolami y Aníbal Barbero, adujeron que el colapso de Vassalli se remonta a 2014, y tiene origen en la caída de un contrato con Venezuela para la producción y venta de 250 cosechadoras. Martín Vismara Vassalli, de la familia fundadora, quedó como socia minoritaria con el 25 por ciento de las acciones.

Con Información del Diario La Opinión 

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar