Gestión Castellano en la mira

OPINIÓN 23/01/2018 Por
Los pedidos de informes pueden ser los medios iniciales e indiciarios para abrir una auditoria, a la que se podría someter voluntariamente la administración u obligada compulsivamente en caso de judicializarse ante la posibilidad que no se brinde o retacee información o “que no den los números”.
s4-800x445

El pedido de informe que aún sin haberse formalizado, presentado por el concejal Hugo Menossi motivó la reacción injustificada, exagerada y hasta infantil del Secretario de Obras Públicas Luis Ambort, quien respondió a un interrogatorio guionado por el ejecutivo, hizo abrir los ojos a sus pares y abandonaron por el momento la agenda de distracción de los “lava coches” (de quien tanto se preocupa la concejal de Cambiemos Carina Visintini cercana al oficialismo), y parece que empiezan a tomar el toro por las astas.

Adelantamos que la actitud de Hugo Menossi podría ser la primera ficha del “efecto dominó”  y que abriría el camino a otros pedidos.

No pasaron 24 horas de esas afirmaciones y este medio en exclusiva tomó conocimiento que otro concejal del bloque de Cambiemos, en una actitud que lo enaltece, consultó a profesionales, periodistas y entre otros a partidos de la oposición sin representación en el Concejo, pero que durante la campaña fueron los únicos que hablaron del tema de la Obra Pública y la precarización laboral en el municipio, todo en miras a que se presentaría otro pedido de informe sobre cuestiones no muy claras de la gestión municipal, podría estar vinculada a la contratación de personal para distintos trabajos.

¿Que podría pasar?, 1.- que se dilate la contestación o 2.- que se chicanee en comisión el pedido. En cualquiera de las dos formas, debe advertir el Ejecutivo que el tema no es fácil y no pueden invocar -como irrisoriamente lo hizo  el pobre Secretario Ambort- especulaciones electorales, cuando se está a más de un año de las mismas.

Los pedidos de informes pueden ser los medios iniciales e indiciarios para abrir una auditoria, a la que se podría someter voluntariamente la administración u obligada compulsivamente en caso de judicializarse ante la posibilidad que no se brinde o retacee información o “que no den los números”.

Paralelo, a ello, nos hacemos eco de lo consignado en el medio colega R24 en el día de hoy, que se formalizaría denuncias en contra de dos funcionarios municipales por presuntos ilícitos contra la administración pública.

Se ha tomado conocimiento, que en el día de ayer, en horas de la tarde/noche se habría reunido (no se pudo confirmar) con carácter urgente todo el aparato de comunicación del municipio, en una quinta a las afueras de la ciudad para armar la estrategia a seguir, entre ellas, como sería lógico suponer desprestigiar o minimizar la acción de los concejales y supuestas denuncias, a los denunciantes mismos y a los medios que se hacen eco. Operativo embarrar la cancha en marcha.

Por lo expuesto el gobierno municipal se enfrenta así  -a nuestro juicio- frente a dos situaciones, a saber: 1.- desprestigiar los pedidos de informes, los que a esta altura los dejaría pagando pues quedaría en evidencia que se hace “por algo”, acarreando un costo político que aumentaría la debacle de las últimas elecciones, o  2.- lo que estimamos sería lo más lógico y sensato: someterse a una auditoría externa y publica, para salvar el buen nombre y honor de los funcionarios, de los que está por demás decir la buena fe se presume.

Nos preguntamos: ¿Será el Fiscal Martín Castellanos  (no es pariente del titular del ejecutivo) del Ministerio Público de la Acusación de la Quinta Circunscripción Judicial quien eventualmente tendría que investigar el caso?

El funcionario, es el que cuenta con  más experiencia en el fuero penal entre sus colegas e inclusive más que su superior (ya que fue Fiscal del viejo sistema procesal penal y antes Secretario en el fuero Penal Económico en Comodoro Py en Bs. As). Es una persona no preocupada por aparecer en los medios como algunos de sus colegas, de bajo perfil  y gran trabajador.

Al Fiscal Castellano se le asignó la investigación de delitos complejos,  y esperemos que las cuentas claras aparezcan antes y no que tenga que inaugurar esta función  (entre otras adjudicadas) con la investigación de la gestión municipal local de los últimos años.

Pensamos que el agua no va a llegar al río, la justicia tiene que ser la “última ratio” , el sentido común seguramente imperará y se brindará desde el ejecutivo los informes que se soliciten, pues como hemos señalado en el artículo de ayer al que nos refiriéramos, los actos de gobierno en una república son públicos (Art. 1° de la Constitución Nacional).

Para terminar sólo cabe agregar que en una administración moderna, de la que hace gala el marketing publicitario en los últimos doce años, paseando los logros de optimizacion y modernización de la administración del municipio local por todo el país, no debiera oponerse a la digitalización que permite hacer publica toda la gestión, de manera amplia, rápida y transparente.

Parece raro, o por lo menos sorprendente, que siendo tan  tan ávidos a mostrar las tecnologías incorporadas utilizando términos como “optimización”, “Etica en la Administración…”, “puesta en valor…” etc, no recurran a algo tan simple . Sólo una duda más.

Agradecimiento a : Rafaela Informa

Te puede interesar