"Si la reforma fiscal y laboral será gradual, la apertura económica también debería serlo"

ECONOMÍA 08/01/2018 Por
Nacido en Corea, Dante Choi llegó a la Argentina a los siete años. Vivió en Fuerte Apache y trabajó en Daewoo hasta llegar a gerente. En 2003, se retiró para fundar Goldmund, una compañía que comenzó importando electrodomésticos, y tras comprar la marca Peabody en 2004, los fabrica en su planta de Hurlingham
cc080118n017f06_crop1515407128125.jpg_258117318

Dante Choi habla en forma pausada pero enfática y aunque no podría negar su origen coreano (su verdadero nombre es Do Sun Choi), conoce la idiosincrasia argentina como pocos. Llegó al país junto a sus padres refugiados, y se instalaron en Fuerte Apache, el complejo habitacional de Ciudadela donde se crió Carlitos Tévez. Allí aprendió castellano e hizo sus primeros amigos. Apenas terminado el secundario empezó a trabajar en Daewoo, el conglomerado surcoreano fabricante de automóviles, barcos y equipamiento electrónico. Rápidamente hizo carrera y llegó a gerente, pero en 2003 se retiró para crear su propia empresa, el Grupo Goldmund, que comenzó importando electrodomésticos y un año más tarde, a partir de comprar la marca Peabody, comenzó a fabricarlos en su planta industrial de Hurlingham. Hoy exporta calefactores, aires acondicionados e implementos de cocina con diseño a Chile, Uruguay y Bolivia.

"Argentina no puede competir en costos con Asia, pero sí con buen diseño. Tenemos una línea de electrodomésticos intervenida por artistas plásticos que es única en el mundo", aseguró a El Cronista en su oficina del barrio de Palermo.

¿Cómo está el mercado de electrodomésticos? algunos informes indican que en 2017 repuntó

El año pasado la venta de línea blanca y otros bienes durables creció un 17% respecto al 2016, que había sido un año malo, porque cuando se suspendieron los planes de 12 cuotas se derrumbaron las ventas. El 2017 fue mejor, pero todavía no sabemos si fue una recuperación o un crecimiento verdadero. Este año esperamos que el consumo se mantenga o crezca un poco, en un mercado con mayor competencia por la apertura de importaciones.

¿Cree que hay un buen contexto para hacer inversiones?

Nosotros invertiremos en los próximos dos años $ 33 millones para aumentar un 40% la producción en nuestra planta de Hurlingham. Y recientemente inauguramos un espacio propio en el shopping Buenos Aires Design, para posicionar nuestra marca y productos. Lo hacemos con fondos propios aunque tuvimos leasing de bancos oficiales para adquirir equipamiento. También tuvimos una línea de créditos para la producción con tasas accesibles, pero esas líneas se cortaron ahora.

¿Cómo ve la coyuntura económica?

Vemos buenas intenciones del gobierno de ir resolviendo los costos argentinos en materia laboral, fiscal y logística. Pero las medidas que se proponen son muy graduales, mientras que la apertura económica se está haciendo muy rápido. Se está hablando de una reforma impositiva a cinco años. Entonces, también la apertura del mercado debería ser gradual. Sino, volveremos a la década del 90, cuando las importaciones golpearon muy fuerte a la producción local.

¿Hay un problema de competitividad?

Venimos de 12 años de proteccionismo, con lo que las empresas no estamos preparadas para competir. Al empresario argentino no le gusta mucho la competencia, pero no queda otra. Hay que ser más eficientes, bajar los costos y mejorar la calidad.

¿Cómo puede un electrodoméstico argentino competir con uno hecho en Asia?

Claramente, no podemos competir por costos, pero sí por diseño. Los diseñadores y artistas argentinos son muy buenos. Por eso apostamos a diferenciarnos por ese lado. Fuimos la empresa pionera en incorporar una línea de electrodomésticos intervenidos por artistas plásticos, y lanzamos un concurso de diseño, el premio "Ideas y Proyectos", que hoy es referente para los estudiantes y profesionales del sector. Los trabajos premiados son incorporados a nuestra producción, por lo que innovamos constantemente.

¿Qué le preocupa de la situación actual?

Me preocupa la capacitación de las personas. Si queremos mejorar la productividad, la educación es clave. Tenemos problemas para conseguir recursos humanos formados y comprometidos. Por eso decidimos implementar un plan de capacitación en la compañía, y tenemos convenios con algunas escuelas técnicas, para un programa de pasantías. Lo bueno es que muchos chicos luego ingresan y se quedan a trabajar con nosotros.

¿La inflación?

Es un gran problema pero nosotros casi no incrementamos los precios en 2017. Buscamos reducir los costos y mejorar nuestro servicio. Porque el consumidor es cada vez más exigente, busca precio, calidad y oportunidad a la hora de comprar

¿Qué expectativas tienen para este año?

Los economistas y consultores dicen que en 2018 la economía va a crecer alrededor de un 3%. Nosotros pensamos que el consumo se va a mantener o crecer un poco, y que va a haber mayor competencia por la apertura de las importaciones.

Fuente: Cronista

Te puede interesar