En Rafaela, el peronismo se puede recuperar por incapacidad de la oposición

LOCALES 20/12/2017 Por
El vedetismo casi intolerable para muchos de Bonino, el error estratégico de Viotti al encabezar una denuncia por protesta social, la poca cintura política de Pascual al proponer a Mayer, son algunas de las equivocaciones de la oposición
multimedia.normal.b7fcbcef4c07ca1f.6e6f726d616c2e6a7067-800x445

El gran ensayista, filósofo y escritor  francés Jean de la Bruyére a fines del siglo SVIII sentenció una frase que cada vez recobra más vigencia: “En el mundo hay sólo dos maneras de triunfar: por la propia capacidad o por la imbecilidad ajena”.

Si acuñamos sobre esta  otra que emerge de la experiencia popular: “nada es casual, por algo se dan las cosas”, nos sirven quizás para sospechar de la estrategia del oficialismo local.

Totalmente desprestigiado ante la opinión pública, no pudo remontar en las últimas elecciones distintos “errores” para llamarlos de alguna manera, que le demostró una vez más que el ciudadano (el voto concretamente), no le es incondicional, y en un cerrar de ojo se puede pasar de la cúspide a morder el barro.

Muchas son las causas, pero dos pivotean en la opinión pública (entre otras), a saber: licitaciones para muchos no muy claras (en las que casi una única empresa es la que gana) y la incorporación de empleados a la administración cuya adhesión al partido gobernante es palpable y hasta en algunos casos grosera.

Las contradicciones que la ciudadanía “anota”

La obscena propaganda electoral, los vaivenes de algunos dirigentes que pasaron de fotografiarse y apoyar públicamente al kirchnerismo a un infantil silencio o distanciamiento (a poco de que la corrupción K fue surgiendo como hongos producto del efecto dominó que todos conocemos), fueron a nuestro juicio otro causa de la derrota, amén de la elección de candidatos a concejales (entre ellos la reelección del incarismático  Muriel ).

Pero quizás todo esto se resume en algo muy concreto: Castellano y su equipo “ no son Omar Perotti”. Adhesión o no al senador nacional, nadie puede dudar que la cintura política “del gringo” no hubiera permitido esta debacle electoral.

El error para nosotros -una simple opinión obviamente-, es haber querido crear un aparato político distante o separado de Perotti, y el ir y venir hacia él cuando veían que” hacían agua”, fue catastrófico.

El opaco rol de la oposición

Nos preguntamos, ante el costo político producto de errores del gobierno nacional, el presunto vedetismo casi intolerable para muchos de Bonino, el error –para nosotros- estratégico de Viotti al encabezar una denuncia por protesta social, la poca cintura política de Pascual al proponer a Mayer (personaje que habría sido cuestionado por el Círculo de Prensa de Rafaela y la Comisión de DDDHH local) y el Cuerpo en designarlo;  la casi total falta de injerencia política y legislativa de Sagardoy; etc. todo eso ¿abrirá el camino a la recomposición del peronismo local? .

La oposición parece  limitarse a hacer gala de frivolidades, como por ejemplo a solidarizarse con bombos y platillos por una pintada en la casa del intendente (como si ello afectara el sistema republicano y las instituciones de Rafaela) o a denunciar a manifestantes.

Una oposición digna, que responda a las inquietudes de quienes lo votaron, tendrían que solicitar una auditoria externa y pública de la obra pública (valga la redundancia) y de lo gastado en publicidad a fin de de que el buen nombre de funcionarios y empresarios no se vean afectado.

Un gesto loable que dejaría “pagando” a los timoratos concejales de la oposición, sería que el ejecutivo se someta a ese control, pues nada -seguramente- se pretende ocultar (principio de buena fe de los actos de gobierno). Además, por aquello, que “la mujer del César no sólo debe ser buena, sino también parecerlo”.

Pero por otro lado el rol de la oposicion absorbido por la abulia no es sólo por  la “obra pública”. Otros temas requieren de su control para atrás y adelante, entre ellos: “Seguridad”, ya que que pese al voluminoso presupuesto destinado a la GUR, el gobierno sigue “tirando la pelota” a la provincia; el dinero que se destina a “publicidad” (el temor en quedar marginado de algún medio oficialista como el digital por todos conocidos quizás motivan este silencio) o el escandaloso tema  de la “Recova Ripamonti”.

Conclusión

Todo esto da la impresión que se está abonando el camino para que, por desidia de la oposición más que por mérito del oficialismo, el peronismo rafaelino se reconstruya. Hecho que no implica per senada malo, sino fuera que un sistema republicano se sostiene con una verdadera oposición, para fortalecer inclusive a quien ejerce el poder.

En cuanto al partido gobernante, algún asesor político ya le estará aconsejando entre otras cosas, que los “ni” no dan resultados. Deberá definirse en alguna oportunidad  en que alineamiento están del justicialismo en el orden nacional (con los gobernadores justicialistas o con Kristina).

La sociedad en general y la rafaelina  en particular, no olvida ni tolera los dobles discursos, axioma que resulta extensivo a la oposición.

En relación al tema, como corolario de esta nota y recordando el Apocalipsis de San Juan, debieran tener presente (los unos y los otros):  “porque no eres frío ni caliente, sino tibio, mi boca te vomita”; y esto no es un acto de Fe, simplemente una demostración empírica de la realidad.

Fuente: Rafaela Informa

Te puede interesar