Borrando con el codo: "En mi gobierno no van a pagar ganancias"

EDITORIAL 12/12/2017 Por
"El Estado no tiene que quedarse con el fruto de tu trabajo. En mi gobierno, los trabajadores no van a pagar impuesto a las ganancias. Ese es mi compromiso. Vamos juntos", aseguraba Mauricio Macri hace poco más de 2 años
image_9

La discusión sobre el Impuestos a las Ganancias fue clave en las elecciones 2015. La no actualización de la famosa 'tablita' generó durante muchos años quita de salario real en los trabajadores producto de la galopante inflación que sufría la Argentina.

Ya en tiempos de Macri, si bien la inflación no es controlada como se prometió, al menos Cambiemos (refunfuneando) dio el "ok" para tratar el tema en el Congreso y entonces lograr un proyecto de ley acorde a los tiempos que corren.

Justamente, según el oficialismo, aquella discusión de 2016 generó una aplicación "imperfecta" en el regimen de prorrateo en 12 partes del sueldo anual complementario, que ahora llegará con modificaciones.

Esto quiere decir que habrá casos en los que el Impuesto a las Ganancias alcanzará a trabajadores que hasta ahora venían "zafando".

Según el periodista Carlos Arbia, de Infobae, el impacto de los descuentos debería atenuarse. Es que de acuerdo a la ley aprobada en diciembre del año pasado, el pago de Ganancias del aguinaldo se prorratea durante todo el año con anticipos mensuales. No obstante, no todos los empleadores se adecuaron a la nueva norma y muchos trabajadores en relación de dependencia sufrirán fuertes descuentos.

En las próximas semanas habrá otra novedad para los trabajadores alcanzados por Ganancias en virtud del ajuste automático que contempla la nueva ley. El piso salarial a partir del cual se cobra el impuesto subirá un 29 por ciento. De confirmarse la estimación, comenzarán a pagar Ganancias los asalariados en relación de dependencia con remuneración neta en torno a los 30.000 pesos. El umbral sube para los casados con dos hijos hasta casi los $40 mil.

Por su parte, el diario La Nación agrega: ¿Por qué sería ese el porcentaje de aumento de los ingresos alcanzados? En diciembre de 2016 el Congreso aprobó la ley 27.346, que dispone que, a partir de 2018, las variables que definen quiénes pagan Ganancias y cuánto tributan se ajustarán según la variación que haya tenido el índice de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte) entre octubre de un año y octubre del año siguiente (en este caso, los períodos serían 2016 y 2017).

El dato correspondiente al décimo mes de este año sería publicado hoy por el Ministerio de Trabajo, según lo previsto. Pero lo cierto es que la variación será similar a la obtenida en las últimas comparaciones anuales. Y eso llevaría a una suba de las variables de Ganancias cercana al 29%. Para quienes hayan tenido una recomposición salarial inferior a esa cifra, habría entonces una efectiva menor presión fiscal.

Al respecto, interesante punteo de Ámbito Financiero:

Pero ni esta solución aparente evitará que algunos empleados sufran descuentos sobre el aguinaldo. Como los casos siguientes:

-Si recibe algún aumento de sueldo en el semestre, ya que el aguinaldo se calcula como la mitad de la mayor remuneración del período considerado.

-Si por problemas de instrumentación, el descuento de 8,33% no se aplicó en todos los meses. Para esos casos, la AFIP permitió aplicar un prorrateo adicional.

-Si el trabajador agregó un empleo adicional (pluriempleo) en algún momento del año, que le generó ingresos extra.

Tras la sanción de la ley, la AFIP reglamentó la forma de aplicar el prorrateo:

-Para la determinación del importe a retener en el mes, los empleadores y otros agentes de retención deberán adicionar a la ganancia bruta y a las retribuciones no habituales de cada mes calendario una doceaba parte de la suma de esos montos en concepto de SAC.

-En los meses en que se abonen las cuotas del aguinaldo, el empleador no considerará la remuneración bruta por tal concepto para la determinación del Impuesto a las Ganancias.

-La liquidación anual o final se efectuará sin considerar el incremento de esa doceava parte, con lo que puede surgir un importe a retener o a reintegrar por aplicación de este procedimiento.

Para que los trabajadores no tengan sorpresas con Ganancias a la hora de cobrar el aguinaldo, la AFIP recomendó estar al día con la carga de las deducciones. Esto se hace obligatoriamente por internet a través del sistema Siradig, al que se puede acceder desde el sitio de la AFIP, con clave fiscal nivel 2. Allí se informa tanto al Fisco como al empleador cuáles son las cargas de familia, gastos médicos, pagos de personal doméstico, cuotas de medicina prepaga, alquileres, donaciones o créditos hipotecarios, entre otros rubros que se pueden deducir para pagar menos impuesto. Los empleados que no tengan clave fiscal puede validar el acceso al Siradig con la clave de home banking.

Urgente 24

Te puede interesar