Sturzenegger promedia su gestión con críticas al uso de la tasa y expectativas "irreales"

ECONOMÍA 11/12/2017 Por
Cinco ex presidentes del BCRA señalan como un logro la creciente independencia, pero entienden como errores las tasas altas, el stocks de lebacs y la falta de coordinación
sturzenegger_crop1512957245065.jpg_258117318

El presidente Mauricio Macri lo considera su ministro de Economía. Le da la libertad de acción que pocos en el gabinete tienen. Y esa libertad genera resquemores, choques y discrepancias con sus pares.

Federico Sturzenegger se hizo famoso por decir públicamente que la recomendación de Jaime Duran Barba para la campaña era mentir. Pero después pasó al estrellato como el encargado de poner a raya la inflación desde la Presidencia del Banco Central de la República Argentina desde el 10 de diciembre de 2015.

El puesto de titular del BCRA no se parece a otro dentro de las estructuras de los equipos económicos. Como explicó uno de los entrevistados "la Biblia dice que nunca hay que criticar a nadie sin estar en ese lugar". A partir de esto, El Cronista consultó a cinco ex presidentes del BCRA que ocuparon el mismo sillón desde 2002 a esta parte, analizaron lo mejor y lo peor de los dos años de Sturzenegger al frente del Central y, en todos los casos, hubo coincidencia: ninguno nombró los créditos UVA.

La política de créditos hipotecarios que impulsó Sturzenegger es muy valorada por la Casa Rosada, tanto que fue uno de los ejes de la campaña. Pero ni Mario Blejer, Martín Redrado, Mercedes Marcó del Pont, Juan Carlos Fábrega y Alejandro Vanoli; lo señalaron como el mayor logro del BCRA.

Blejer señaló como "el desacierto más importante es crear expectativas irreales. Acompañó el discurso de los brotes verdes de la primera etapa del Gobierno que no fue lo más exitoso y el capital del BCRA es su credibilidad. Si dice que la meta de inflación es 15, 10 y 5 y este año no llegó, no tiene mucho sentido dejar lo que estaba".

Para el ex titular del Banco de Londres lo resaltable es que "se rodeó de un equipo profesional y con credibilidad. La credibilidad se acumula con aciertos por eso hay que buscar objetivos razonables, eso lo compensó con un equipo confiable, además es consistente en su política, saben lo que están haciendo. Hace 14 meses, discutíamos que la inflación era más de 40%, hoy que es más 20%".

Martín Redrado ocupó el cargo desde 24 de septiembre de 2004 hasta el 22 de enero de 2010. El economista prefirió hablar de "cuentas pendientes" más que de errores, y señaló "un enfoque antiinflacionario basado sólo en la tasa de interés, que en la Argentina es un instrumento débil para anclar las expectativas".

Por el lado positivo, Redrado resaltó la "recuperación de la independencia, y eso se reflejó en dejar de utilizar al BCRA para financiar al sector público".

Mercedes Marcó del Pont, que ocupó el sillón desde el 23 de enero de 2010 hasta 18 de noviembre de 2013, dijo que le resulta "difícil" encontrar un acierto a la gestión Sturzenegger y señaló que hoy el BCRA "tiene una lógica de acumulación financiera desoyendo el mandato múltiple de crecimiento". A la hora de hablar de independencia, Marcó del Pont dijo que la autoridad monetaria "la perdió en manos del mercado. Hoy es menos autónomo y más dependiente del mercado".

El siguiente en el cargo fue Juan Carlos Fábrega, quien ocupó el despacho hasta el 1 de octubre de 2014. El también ex presidente del Banco Nación resaltó la "independencia" pero, al igual que la mayoría, señaló la "falta de coordinación" con el equipo económico. Además, al igual que Blejer, criticó "las tasas altas" para contener la inflación y que "no se cumplió" con la pauta. Por último, dijo que el "stocks de Lebacs y de pases es muy alto, esto es emisión y déficit cuasifiscal".

Alejandro Vanoli fue el último anterior a Sturzenegger. Reconoció como positivo la "profundización" de los sistemas de pago electrónico. Pero, como el resto, apuntó a los "problemas de coordinación" con el gabinete económico y a un "mal diagnóstico de la inflación que los hizo fijar metas ambiciosas". Además, Vanoli señaló como un problema "la circulación monetaria creciente" y que se "debilitó el sistema de control sobre las operaciones de balanza de pago. Además, se está estimulando un endeudamiento que, si se acelera la inflación, será muy complejo".

En el Banco Central acostumbran a hablar poco y vía sus discursos. En varios de ellos Sturzenegger respondió a estar críticas. Por ejemplo, respecto a las tasas altas, el titular del BCRA señaló que el crédito (en todas sus líneas) está creciendo al 50% por lo que dice que el el impacto negativo de la tasa alta en la economía no se verifica. Además, a la hora de restar las críticas del elevado stocks de Lebacs, Sturzenegger dijo públicamente que es un argumento "flagrantemente erróneo" y que gran parte del crecimiento son la contracara de la acumulación de reservas.

Fuente: Cronista

Te puede interesar