Los bancos salen a buscar más fondos para sostener la expansión del crédito

ECONOMÍA 06/12/2017 Por
Hay preocupación porque está cayendo la liquidez, tras un incremento de más de 50% interanual en el volumen de préstamos. Ya están subiendo las tasas por los problemas de fondeo
1485370514170125028

Con el crédito creciendo a un ritmo que duplica la inflación y el aumento de los depósitos, los bancos tienen por delante un desafío de proporciones para el 2018: conseguir dinero fresco para seguir prestando y evitar quedarse sin liquidez. Por eso, la mayoría ya comenzó a actuar en consecuencia o está buscando opciones para no quedar rezagado.

Tomando en cuenta pesos y dólares, el crédito al sector privado (familias y empresas) viene creciendo a un ritmo de casi 50% en relación al año pasado (los hipotecarios suben casi 85%), pero los depósitos apenas lo hacen al 20%, incluso por debajo de la inflación acumulada. El titular del Central, Federico Sturzenegger, había asegurado que los bancos aún poseen para dos años de liquidez, es decir que tienen recursos para seguir prestando sin preocuparse demasiado por el fondeo. Pero en los bancos aseguran que la situación es mucho más ajustada y que difícilmente puedan mantener el ritmo actual más allá del primer semestre de 2018.

Con este panorama, muchos bancos salieron a buscar opciones para acceder a fondos frescos. Los más recientes son los casos del Ciudad y el HSBC. El primero consiguió financiamiento en los mercados con la emisión de un bono en pesos, ajustable por Badlar (tasa de interés). En total fueron 4.500 millones, la mayor parte a cinco años de plazo. El dato saliente es además que un 33% de la demanda provino de fondos extranjeros, es decir que entraron dólares para posicionarse en moneda local.


Otro de los que salió en los últimos días fue el HSBC Argentina, con una emisión de por un total de 3664 millones de pesos hasta 3 años. Eso les permitirá volcar al mercado los fondos para "préstamos hipotecarios, corporativos, personales, prendarios y leasing".
Gabriel Martino, CEO del banco, comentó: "Se trata de la mayor emisión privada local de 2017. Observamos un interés que antes no existía por títulos a mediano plazo que contribuyen al desarrollo y fortalecimiento del mercado de capitales de Argentina". La búsqueda de fondos a mediano plazo tiene como objetivo evitar un mayor descalce de plazos, entre depósitos que son de muy corto plazo y préstamos que en el caso de los hipotecarios pueden llegar a 30 años.

Pero además de la emisión de bonos los bancos están avanzando o explorando otras opciones para conseguir financiamiento, entre las que pueden nombrarse las siguientes:

1. Aumentar la tasa que pagan por plazos fijos: a lo largo de todo el 2017, el rendimiento que pagan los bancos a los ahorristas estuvo sensiblemente por debajo de otras opciones de inversión en pesos, en particular las Lebac. Sin embargo, en los últimos dos meses comenzó a levantar la tasa BADLAR, o sea plazo fijo para clientes grandes, que venía del 19,5% y ya se acerca al 23%. Y para los pequeños ahorristas, por ahora sólo hay algunas ofertas puntuales hasta el 25% para aquellos que tienen paquetes "premium". Se supone que pagando más tasa podrán captar más fondos frescos.


2. Aumentar los niveles de capitalización: esta opción está reservada para aquellos que coticen en Bolsa. Pero a partir del segundo semestre fueron el Macro, Supervielle y Galicia los que consiguieron USD 2.000 millones en el exterior a través de la colocación de acciones. De esta forma, extienden su nivel de capital y eso les permite ampliar también el volumen de crédito de largo plazo.

3. Salir a vender la cartera hipotecaria: es uno de los temas que se está analizando entre el Gobierno, bancos e inversores institucionales. Por ahora, no se pudo llevar adelante ninguna operación, ya que no existen inversores que quieran quedarse con préstamos a plazos tan largos. La suba de tasas anunciada por Banco Nación para la línea hipotecaria y las que definirán otros bancos en las próximas semanas procuran hacer esos créditos más atractivos para aseguradoras y otros inversores.

4. Reemplazar líneas a tasas muy bajas por otras más caras: Si no se consigue nuevo fondeo al ritmo esperado, una opción es utilizar fondeo otorgado a rendimientos subsidiados por líneas que son más atractivas para los bancos. Esto será posible porque el año que viene vence gradualmente la línea de financiamiento productivo, que obliga a los bancos a prestar al 17%. Esos recursos se seguirán prestando pero seguramente a Pymes o para otros destinos a tasas de mercado y no a los niveles que compulsivamente debían hacerlo.

Fuente: Infobae

Te puede interesar