La economía tiene ruedas propias que no se mueven con gradualismo

OPINIÓN 04/12/2017 Por
La macroeconomía está asentada sobre cuatro ruedas que tienen una velocidad propia, independiente de los tiempos predeterminados del gradualismo
5974b4c1cbce0_1420_!

Es que el camino no es plano, y hay una inercia que se demuestra persistente, con lo cual la planificación que demanda el sector privado para invertir y crear empleo tiene todavía un gran componente de incertidumbre.

La buena noticia es que la tendencia confirma que se avanza en el sentido deseado. La inflación es más baja que un año atrás, el déficit fiscal también y el nivel de actividad mejora. Pero hay un virus en el cuerpo que le transmite una fiebre alta por más tiempo del que esperaba el paciente. El doctor asegura que este si este cuadro no desaparece se puede continuar haciendo una normal. Pero esa es una verdad a medias: aunque sea leve, la enfermedad no desaparece.

La primera rueda es fiscal. La recaudación crece por encima de la inflación, lo cual es bueno, pero los dólares que entran como deuda siguen siendo la principal causa de emisión monetaria. Para que su impacto sea menor y ese excedente no se traslade a precios, el Banco Central absorbe esos pesos con Lebac, pero ese camino tiene un límite: la tasa de interés. El ingreso de divisas le pone un techo al tipo de cambio y a las exportaciones, y como contrapartida mantiene altos los costos en dólares. Esa rueda está floja. La tasa real en pesos ya afecta el costo de financiamiento de las empresas y eso tampoco ayuda. La inflación cede algo pero la recomposición de las tarifas no terminó: la cuarta rueda se mueve con ritmo propio.

El Gobierno aflojó algo el aumento previsto para no complicar mas el IPC. Aunque al hacerlo, hace más lento el ritmo de baja de los subsidios y abre dudas sobre el sendero de reducción del déficit fiscal. Los funcionarios piden tiempo y los empresarios responden que tiempo es dinero, algo que sus interlocutores saben de memoria. La conclusión y el debate es siempre la misma: qué bolsillo financia el gradualismo y por cuánto tiempo.

Fuente: Cronista

Te puede interesar