En la trata, el Estado tiene que prevenir, si no no sirve

LOCALES 02/12/2017 Por
La diputada nacional del PDP Ana Copes visitó ayer la ciudad para dar una charla titulada "Reflexiones sobre trata y explotación sexual.
vGh5qZpW

La diputada nacional del PDP Ana Copes visitó ayer la ciudad para dar una charla titulada "Reflexiones sobre trata y explotación sexual. Balances y perspectivas a casi 10 años de la sanción de la ley". La misma se llevó a cabo en las dependencias de la Universidad de la Mediana y Tercera Edad (UMTE), sita en Bulevar Lehmann 570.
"El año q viene se van a cumplir diez años de la sanción de esta ley, y creo que es un buen momento para reflexionar respecto de los resultados", dijo la diputada. "Argentina ha sido pionera en la sanción de este tipo de leyes y la implementación de este tipo de políticas. Pero lo cierto es que a diez años de la sanción, se necesitan una serie de modificaciones. Por eso, es un buen momento para reflexionar con los asistentes respecto a cuál es la legislación vigente, cuáles son los resultados en perspectiva respecto a la aplicación de esta ley, y qué es lo que nosotros entendemos que debería estar modificándose para tener nuevas herramientas para la prevención, investigación y sanción de este tipo de delitos, que son de Lesa Humanidad, es decir, gravísimos", continuó.

 

El papel de las ONG y los medios

A su criterio, fue fundamental el papel que desempeñaron las ONG para que esta problemática sea tema de debate, aunque reconoció que muchas veces la preocupación llega cuando los medios de comunicación muestran las consecuencias.
"Creo que se ha avanzado en la conciencia, pero convengamos que como con tantas otras cuestiones, siempre ha habido una lucha muy importante de las organizaciones civiles, de las ONG en el tema. Verdaderamente se vuelve parte de la agenda del Estado y toma prioridad, es decir, se vuelve una problemática prioritaria cuando tenemos un caso de resonancia mediática".
Copes citó como ejemplo el caso de Marita Verón que "no siendo un caso típico respecto del procedimiento habitual para la captación, como el ofrecimiento y el traslado de una persona con fines de explotarla", ha sido "el caso que ha puesto el tema en agenda y en su momento ha posibilitado la sanción de esta ley".
Por ello, señaló que "muchas veces el Estado funciona a reacción y hay una gran contribución de la sociedad civil que es la que verdaderamente ha impulsado la problemática y el tema. En ese sentido, yo soy una convencida de que la articulación con la sociedad civil es absolutamente clave para que las políticas sean efectivas. Estas leyes son logros de la sociedad civil".
Para la legisladora nacional, esta problemática pone en jaque el principal derecho de las personas que es a la libertad. "En la inmensa mayoría de los casos se trata de mujeres, aunque no solamente hay mujeres en los casos de explotación sexual. No nos olvidemos que también hay niños y jóvenes. La verdad es que es un tema clave porque está atravesado por una mirada de género".

 

La esclavitud del presente

Asimismo, remarcó la importancia de tomar real conciencia de la situación, porque la explotación y la trata son las formas de esclavitud de los siglos XX y XXI. "No es una cuestión menor, por eso hablo de delitos de Lesa Humanidad, porque tienen que ver justamente con la pérdida de la dignidad de la persona, y con la pérdida de la libertad, que es uno de los principios constitutivos de la persona. Me parece que es un tema en el cual todo lo que se haga por concientizar a la población es también una herramienta para prevenir, que es lo que uno pretende".

 

Lo más importante: prevenir

Para finalizar, Copes indicó la importancia de trabajar en la prevención. "El Estado cuando repara a las víctimas, que es un deber hacerlo, lo que está admitiendo es que no ha sido eficaz en la prevención, en la persecución y en la sanción, evidentemente. Entonces, el deber del Estado es fundamentalmente prevenir, porque en la prevención tenemos la gran herramienta para que ese delito no se concrete. Es un delito de criminalidad organizada, definido así por la ONU, así que estamos muchas veces frente a organizaciones que hacen de esta actividad delictiva una actividad de mercado, obteniendo ganancias con la integridad de las personas, nada más perverso que eso", concluyó.

Fuente: Castellanos

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar