Por presión tributaria, Argentina es el segundo país más caro para tener un celular en la región

ECONOMÍA 30/11/2017 Por
Uruguay y Brasil tienen un "costo total de propiedad móvil" más bajo que el local. La entidad que nuclea a los operadores móviles presentará hoy al gobierno el informe
cc301117n016f12_crop1512004508368.jpg_258117318

La Argentina es uno de los países más caros para tener un teléfono celular. El mercado local tiene, por ejemplo, el segundo costo total de propiedad móvil (TCMO, por sus siglas en inglés) más alto de América Latina para un paquete básico de 500 MB, que equivalente a poco más de u$s 21 mensuales (unos $ 366). Los datos corresponden a un relevamiento de la Gsma, la Asociación Global del Ecosistema Móvil que nuclea a las operadoras, realizado por la consultora EY, que analizó el régimen de impuestos y tasas que se aplican a los servicios móviles.

El costo total de propiedad móvil incluye el abono, el equipo y en algunos mercados el costo de activación. El único país que supera el costo argentino es México, con u$s 24. En Uruguay y Brasil ronda los u$s 8,50; y en Chile es de u$s 7,36.

Con todo, a pesar de contar una alta penetración de suscriptores únicos (92%) y de conexiones móviles totales (140%), el uso de servicios móviles en la Argentina se mantiene bajo comparado con otros países de América Latina. El promedio de tiempo de conexión móvil de consumidor en el mercado argentino es de 593 MB mensuales, 8% más bajo que el promedio regional y también por debajo de los números de Brasil (616), México (627) y Chile (673).

Según la Gsma, los impuestos sobre el sector móvil en la Argentina son "desproporcionadamente altos", comparados con otros sectores y parámetros internacionales. La carga tributaria representa el 44% de los ingresos del sector. Muy por encima de otros países latinoamericanos como Colombia (16%), El Salvador (14%), Guatemala (11%), México (19%), Perú (12%) y Uruguay (17%).

Además, los impuestos específicos a los servicios móviles son equivalentes a 10% de la ganancia total del sector móvil. También por encima de otros países de la región como Brasil (7%), México (3%) o Chile (0,1%). "Los altos impuestos específicos, que no tienen otros sectores, son muy malos para uno que es un motor de otros. Hoy todo lo digital impulsa otros negocios. Es el caso de una pyme cuya fuerza de venta necesita conectarse a Internet pero también de un pintor o un emprendimiento de agricultura", destacó a El Cronista Sebastián Cabello, director Regional de la GSMA para América Latina.

De acuerdo a la GSMA, algunas de las reformas tributarias propuestas por el Gobierno generarían beneficios para el sector. El estudio mostró que la industria móvil de Argentina contribuyó u$s 1700 millones a la economía en 2016, lo que representa un 0,3% del PIB del país.

"Hicimos una simulación del impacto de las propuestas de reforma fiscal presentadas por el Gobierno", explicó Cabello. Por ejemplo, la eliminación del impuesto interno del 17% sobre productos electrónicos tendría un impacto de 7,4 puntos de caída en el precio, detalló el directivo. El informe también estimó que la eliminación del impuesto interno sobre los servicios móviles generaría alrededor de 1 millón de nuevos suscriptores únicos y más de 16.000 nuevos puestos de trabajo.

GSMA elevará a las autoridades del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y del Ministerio de Hacienda hoy este informe. "La factura de una empresa de telefonía móvil es hoy un muestrario de todas las malas prácticas fiscales, con impuestos de asignación directa, como el 1% para Enard, o impuestos internos al servicio y al terminal", opinó Cabello.

Fuente: Cronista

Te puede interesar