La industria sufre el efecto de la manta corta que el Gobierno arrojó sobre la economía

OPINIÓN 29/11/2017 Por
"Si te tapás la cabeza te destapás los pies y si te cubrís los pies te destapás la cabeza"
columnistas-mundial-1899833w620

A fines de la década del 60, el brasileño Elba de Pádua Lima se ganó un lugar en la historia del fútbol argentino no solo por ser el conductor de uno de los equipos más exitosos de San Lorenzo de Almagro, sino por acuñar una frase que hoy refleja el momento que atraviesa la economía argentina.

"El fútbol es como una manta corta. Si te tapás la cabeza te destapás los pies y si te cubrís los pies te destapás la cabeza", decía por entonces el entrenador conocido por el seudónimo Tim, para exhibir la imposibilidad de mantener todas las variables bajo control.

Para el Gobierno, esa manta corta con la que intenta abrigar a la actividad se tradujo en la política de gradualismo, un esquema con el que se busca reducir el déficit fiscal a partir del crecimiento de la economía y un lento ajuste del gasto, de manera de evitar el impacto social que podría provocar una brusca quita de subsidios.

Pero esa decisión implica también acudir al endeudamiento externo para cubrir el gasto previsto, lo que deriva en la emisión del Banco Central para cambiar al Tesoro los dólares por los pesos que necesita y en la persistencia de una inflación que la propia autoridad monetaria busca combatir con el incremento de las tasas de interés.

Así, con los inversores atraídos por la oferta en pesos, la paridad del tipo de cambio se mantiene estable y la industria siente el peso de una pérdida de competitividad frente a los principales socios regionales, principalmente Brasil, que también busca seducir a los capitales extranjeros para mejorar su nivel de inversiones y, al tiempo que contrae las compras a la Argentina, ofrece sus productos a un menor costo.

Las reformas impulsadas por el Gobierno procuran achicar esa brecha, pero como dijo aquel DT brasileño "la manta es corta" y elevar la temperatura puede llevar más tiempo que el deseado por los industriales.

Fuente: Cronista

Te puede interesar