Con el pacto fiscal, la Nación cede $ 74.600 millones a las provincias

POLÍTICA 29/11/2017 Por
Según un informe de Broda, la Nación transfiere 0,6% del PBI en favor de los estados provinciales. Buenos Aires obtiene 0,3% del PBI y el Tesoro pierde 1,1% del PBI
2149091_crop1510839573447.jpg_258117318

El pacto fiscal que firmaron el gobierno nacional y las provincias dejó $ 74.557 millones en las arcas provinciales, o 0,6% del PBI. Así el Tesoro central queda en una situación difícil para cumplir con la meta fiscal de 2018, ya que tendrá que esforzarse para ajustar 1,7 puntos de déficit primario inercial, según un informe del Estudio Broda.

La pérdida neta de recursos que concedió la Nación se distribuye en $ 41.695 millones (0,3% del PBI) para Buenos Aires ("la gran ganadora del pacto") y $ 32.863 millones (0,3%) para el resto de las provincias, según el trabajo. En tanto, el Tesoro cedió $ 134.603 millones (1,1% del PBI) y ANSeS obtiene $ 60.045 millones (0,5%).


"El Gobierno en las negociaciones con las provincias en pos de allanar el camino del paquete de reformas permanentes terminó cediendo demasiado a cambio de muy poco", dijo el informe, que opinó que el Gobierno no aprovechó "el espaldarazo electoral" y el el paquete de reformas "no asegura ni la consolidación fiscal ni tampoco asegura salir de la trampa de estancamiento estructural".

Por la derogación del artículo 104 de Ganancias, el Ejecutivo nacional cederá $ 32.078 millones, ya que ANSeS perderá $ 114.561 millones y el Tesoro obtendrá $ 82.483 millones. En tanto, la provincia de Buenos Aires (PBA) ganará $ 24.578 millones y el resto, $ 7500 millones.

Con la asignación del impuesto al cheque para ANSeS, Nación obtendrá $ 35.334 millones, porque el Tesoro perderá $ 162.772 millones y ANSeS ganará $ 198.107 millones. La provincia administrada por María Eugenia Vidal cederá $ 6617 millones y el resto, $ 28.717 millones.

Por la coparticipación del impuesto al revalúo, la Nación perderá $ 14.596 millones, porque ANSeS cederá $ 23.500 millones y el Tesoro obtendrá $ 8904 millones. Pero Buenos Aires ganará $ 2733 millones y el resto $ 11.863 millones.

Luego el Tesoro compensará a al territorio bonarense por la eliminación del Fondo del Conurbano por $ 21.000 millones. Y al resto de las provincias, por $ 21.217 millones, por la distribución de Ganancias y Cheque.

Por el canje de los reclamos judiciales de las provincias, el gobierno central entrega un bono a 10 años que incluye el pago de servicios por $ 5000 millones en 2018. Y el financiamiento del rojo de las cajas previsionales no transferidas tendrá un costo fiscal de $ 16.000 millones.

Con este acuerdo (al que suma un costo de 0,2% del PBI por la reforma tributaria), el Gobierno debe llegar a 3,2% de déficit primario en 2018, en un año en que no contará con los ingresos del blanqueo (0,3% del PBI) y en que estará condicionado por la baja mensual de las retenciones a las exportaciones de soja (0,4% del PBI); la devolución de 3 puntos de coparticipación a las provincias (0,2% del PBI) y el gasto de la Reparación Histórica. "De lo único que gana el Gobierno que es la modificación de la fórmula de movilidad", indicó Broda.

Fuente: Cronista

Te puede interesar