De vender autopartes a influencer: la historia de Belu Lucius, la instagrammer del momento

ESPECTÁCULO 27/11/2017 Por
Luego de presentar su espectáculo de stand up, junto a su hermana Emilia, María Belén habló con Teleshow de los videos que la hicieron famosa, de su familia y de su marido, el "Puma", Javier Ortega Desio
photo

Apenas empieza la charla, Belu Lucius dejará al descubierto el sello de esa personalidad desinhibida y divertida que es una marca registrada en ella. "Me están haciendo un alisado en la cabeza, pero tranqui", responde ante el llamado de Teleshow.

La instagramer protagonizó en estas últimas semanas su propio espectáculo de stand up, junto a su hermana Emilia, llamado Las Lucius (Como hermanas gemelas), en el Teatro Metropolitan y en varias localidades del Gran Buenos Aires.

"Yo no me daba cuenta, pero lo que estaba haciendo en los videos era un poquito de stand up, entonces esto es trasladarlo a un vivo, sin edición, con participación del público y acerca de temas que yo nunca hablé", contó la actriz, que ya había trabajado con su hermana en la obra El Canasto, el año pasado.

"Somos muy compañeras, más que hermanas somos amigas, entonces nos llevamos muy bien. No quiere decir que haya sido siempre así, nos peleábamos de chicas, pero cuando maduramos nos supimos llevar muy bien, y la verdad que para mí es un placer poder compartir el escenario con ella", contó Belu sobre Emilia.

"En la familia ahora medio que están acostumbrados a toda esta locura, porque al principio, cuando nos pedían fotos en la playa, en Necochea, realmente no sabíamos qué era lo que estaba pasando, cómo es que la gente te sigue, te conoce, si no salís en la tele, en las revistas, no salís en la radio", recordó sobre cómo vivió su círculo íntimo la irrupción de la fama en sus vidas.

"Lo supieron entender, se re coparon y están más enganchados que nosotras. Mi papá llega a casa del laburo y como no tiene celular agarra el de mi mamá y analiza cada comentario, es muy genial, se ha transformado la familia", agregó al respecto Lucius, quien hasta le contagió a su madre esa pasión por los videos en las redes sociales.

"Mi mamá quiere canjes (risas), hasta ahora no ligó nada, pobre, pero ella está esperanzada que en algún momento alguien le va a dar algo, entonces ella sigue con los videitos. Igual se divierte, es un mundo distinto", aclaró, para luego referirse a cómo se fue adentrando en el mundo de los instagrammers.

"Se fue dando de casualidad, realmente no sé cómo (risas). Empecé haciendo videos para mis amigas y se fue masificando tanto que hoy hasta  me escriben de Uruguay, de Perú, de Bolivia, de España, de Italia. No tomé conciencia, no puedo tomar magnitud de hasta dónde me sigue la gente y hasta dónde llegan mis mensajes", reflexionó.

"Instagrammer,Youtuber, Vinner, persona influencer que haga videos, es una propia productora, porque es alguien que crea su propio contenido, se lo edita, se lo produce, se lo filma, y encima lo actúa. Entonces, es una productora general que se encarga de todo. No es ponerse delante de una cámara a decir boludeces, va más allá de eso", analizó quien, más allá de su popularidad, prefiere tenerlo como un hobbie.

"Se puede vivir de esto, depende de uno. Yo elijo que no y lo hago como un hobbie, como algo que me surgió, pero yo sigo trabajando en la fábrica, tengo con mi marido un emprendimiento de un Foodtruck, ahora estoy con el espectáculo con Emi; o sea, no es que vivo de Instagram", se sinceró.

"Yo acepté propuestas de marcas, pero acepto dos de cada veinte, y de las que yo consumo. No acepto nada que yo no consumo, no fomento el alcohol, no hago nada con marcas que tengan que ver con bebidas alcohólicas, ni con cigarrillos, ni nada que no tenga que ver con deporte y la vida sana. O sea, no lo hago por la plata", agregó al respecto quien está casada con el Puma Javier Ortega Desio.

"A Javi lo vi en un boliche por primera vez, me lo encaré directo porque está tremendo, está muy fuerte (risas). Dije "el tren pasa una sola vez", así que lo encaré, no le di más bola, después él me vino a buscar y pidió mi número por amigos en común. A todo esto, él no jugaba en Los Pumas y yo no era @belulucius, era María Belén Lucius y él era un pibe que jugaba al rugby", relató entre risas, para luego referirse a la personalidad de su marido, quien suele participar activamente con ella en sus videos.

"Javier siempre fue muy histriónico, es un pibe muy sociable, macanudo y súper simpático. O sea, él aparte de todo esto su laburo es ser jugador de rugby profesional. Gracias a Dios él abrió una puerta, porque fue el primero que lo hizo y ahora vos ves a los demás haciendo lo mismo. A Javi al principio se lo veía como bicho raro, pero después la gente lo empezó a entender y ahora como que lo ve en todos los demás. Uno se tiene que aggiornar, no podés tener una mente prehistórica", expresó.

"Actitud mata talento, para mí es una frase ya hecha, pero la uso mucho porque yo en mi vida tuve un montón de barreras, y de no haber sido por mi actitud para enfrentar las cosas nunca hubiera salido adelante, así que para mí la actitud es todo. Tengo celulitis, estrías, no tengo la cara más linda del país, pero tengo una actitud que para mí es lo que hizo que Javi se enamorara de mí más allá de lo físico", afirmó sobre cómo cree que conquistó a su amor.

Consultada sobre si tiene ganas de ser madre, afirmó que "nos encantaría ser padres, pero la naturaleza es sabia, cuando la naturaleza lo decida seremos padres, por el momento la naturaleza no lo ha decidido". "Me imagino re hinchapelotas, rompebolas, insportable", dijo entre risas, para luego hablar de si incluiría a sus futuros hijos en sus posteos.

"Siempre y cuando no le genere un mal a nadie, obviamente. Uno piensa que me conoce la totalidad, pero yo muestro lo que quiero mostrar, son muy pocos los segundos que se ven de mi vida en realidad", confesó la actriz, quien para cerrar se prestó al juego de definir a María Belén Lucius, la mujer detrás de la instagrammer.

"Soy una persona normal, una chica de barrio, que trabajó desde los 17 años, cuando terminó quinto año, que estudió, practicaba deportes con sus amigas y tiene una familia que la contiene y muy compañera, y que siempre luchó por lo que quería. No le importaba darse la cabeza contra la pared y así fue como me di diez cabezazos y al once pasé, no soy de rendirme fácilmente", expresó la influencer, quien, más allá de haber incursionado en múltiples actividades siente que aún le quedan metas por cumplir.

"Me queda escribir un libro, plantar un árbol y tener un hijo, y pasear en bo… por New York", concluyó fiel a su estilo esta mujer que, como ella misma confesó se sobrepuso al bullying de chica y al golpe que significó la muerte de Santiago Vázquez, el hermano de Nico, ya que ella era parte del grupo de amigos con el que el actor vacacionaba en Punta Cana cuando ocurrió su trágico deceso.

Fuente: Infobae

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar