Hugo Degiovanni, esas personas imprescindibles que tiene nuestra Ciudad

LOCALES 26/11/2017 Por
El prestigioso magistrado a partir de hoy iniciará su última semana antes de acogerse a su merecida jubilación. Fin de una etapa muy exitosa y comienzo de otra que con seguridad lo será aún más.
multimedia.normal.a3f74f9c378ca700.646567696f76616e6e695f6e6f726d616c2e706e67

Con el último día hábil de la semana entrante, culminará una etapa de honda significancia en lo personal para el Dr. Hugo Degiovanni, en lo que será además la salida de uno de los mejores magistrados de los Tribunales de Rafaela.
"Me voy muy contento por lo que significó el  Poder Judicial en mi vida, le debo gran parte de ella", sostiene con emoción el también abogado y docente Degiovanni. "Aquí pude realizarme conforme lo que había estudiado, sino que lo pude hacer dentro del fuero de la especialidad que a mí me interesada, el penal que es algo que a veces no depende exclusivamente de uno". "Me parece muy importante porque el trabajo no lo es todo, pero sí es una parte considerable de la vida en cualquier persona".  
Esto último tiene un indudable correlato si se quiere estadístico: De los 61 años de vida, le dedicó 40 al Poder Judicial. Ingresó a los 18 como un practicante y ocupó prácticamente todos los escalones de la carrera tribunalicia. Sólo tuvo un breve interregno –de 3 años-, cuando desempeñó los cargos de concejal por el Movimiento de Afirmación Vecinalista y secretario de Gobierno del entonces intendente Rodolfo Bienvenido Muriel en la década del 80. Posteriormente fue el primer secretario letrado de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, luego por muchos años fue Fiscal de primera instancia para luego volver al Alto Tribunal pero ya como Juez, función que lo tuvo como protagonista en la última década.
Hombre ligado a la Fe Católica, manifiesta al respecto: "Nunca tuve un conflicto moral o de Fe. Gracias a Dios jamás se me ha planteado ese tema, de lo contrario lo hubiera hecho saber en mis decisiones".

 

Casos emblemáticos

"Como fiscal recuerdo el homicidio de una señora de apellido Pautasso, que vivía al lado de la cancha de Atlético y tuvo en su momento muchísima repercusión porque era una persona conocida y muy querida", evoca Hugo Degiovanni a la hora de responder sobre los hechos que lo marcaron. "Además fue un suceso cometido a plena luz del día y el autor resultó ser un sujeto muy peligroso que se había fugado de una cárcel. Finalmente pudimos lograr una condena a prisión perpetua previo esclarecimiento".  También menciona "la investigación sobre un manejo irregular de fondos en el Casino Policial luego de una denuncia del entonces diputado Algaba". Ya como camarista, prefiere destacar su labor "en la denominada masacre de Coronda, por todo lo que significó tanto jurídica como socialmente, un hecho con 13 muertos y 10 condenados".

 

El nuevo código

"Tuve la oportunidad de gozar de la vigencia del nuevo código procesal penal", expresa Degiovanni al serle requerida una opción sobre alguna circunstancia que le reporte satisfacción o sensación de logro, que exceda los casos concretos. "No solamente pude participar a nivel académico con aportes previos, sino que pude participar de todo el proceso de implementación".  "En términos coloquiales es una maravilla. De excelencia jurídica. Por supuesto que sobre la marcha hay cosas que cuesta implementar sobre una legislación que implica un giro de 180 grados, pero seguirá perfeccionarse. Esta reforma tuvo en su momento el aval de organismos internacionales y hoy el sistema santafesino es tomado como modelo en Latinoamérica", concluye.

 

La Justicia y los debates actuales

"En la feria judicial se trabaja con menos personal, pero se trabaja", dice Degiovanni sobre cuestiones que están "en el tapete" en los tiempos que corren y que involucran a la función jurisdiccional. "En la parte penal, los presos no se toman vacaciones, hay plazos procesales, apelaciones que se sustancias", justifica. Aunque reconoce que "sería para analizar en particular si el personal en feria es insuficiente o no". En lo substancial opina: "Me parece que reducir el debate a los  sueldos o las vacaciones es desviarlo. Una verdadera reforma judicial tiene que tender a la agilización y a la transparencia, a la despapelización por ejemplo. Santa Fe hizo punta en materia penal y lo está haciendo en los otros fueros", fundamenta.
En cuanto a la Magistratura, opina: "El rol del juez no debe ser otro que interpretar la ley. En nuestro caso tiene la posibilidad hasta de declarar la inconstitucionalidad de una determinada legislación.  Pero por encima de todo no debe olvidar que está al servicio a la ciudadanía, como todo empleado o funcionario público".

 

Nombres importantes y el futuro

"En este tiempo he cosechado un grupo de amigos tanto entre los empleados, los funcionarios, los pares y hasta los superiores de la Corte Suprema, que es lo que uno más siente a la hora de irse", dice un Hugo Degiovanni al borde de la emoción. A la hora de dar algunos nombres, acepta el reto: .Julio De Olazábal, Norberto Frenquelli, Omar Vecchioli, Roque Fontanetto, Pocho Bosco, los médicos forenses Ramón Cordero y Rodolfo Arancibia, sus pares Rodolfo Roulet y Juan Manuel Oliva…"Todos me dejaron algo", apunta, aclarando que "son muchos más, pero son los que puedo acordarme ahora en este momento como referentes".
En más, lo aguarda una actividad fundamentalmente académica y también periodística. Sobre esto último sostiene: "Yo siempre tuve alguna inquietud periodística, y tengo ya publicado artículos vinculados al Derecho". "En lo académico creo que voy a poderme dedicar más, soy además Licenciado en Educación y con una especialización en Educación Superior, del Derecho no me voy a ir", finaliza.

Fuente: Diario Castellano.

Te puede interesar