El sindicalismo disidente se une en una protesta contra Macri la semana que viene

POLÍTICA 25/11/2017 Por
Marcharán el miércoles al Congreso en rechazo a las reformas que impulsa el Gobierno. Participarán los gremios que responden a Moyano, las CTA de Yasky y Micheli y gremios de izquierda
cc191216e003f16_crop1500042081818_crop1504378411666.jpg_258117318

El arco gremial disidentes se unió para protestar la semana que viene contra las reformas que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri. Los gremios que responden al secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano; la Corriente Federal de Trabajadores (CFT) del bancario Sergio Palazzo; las CTA que conducen Hugo Yasky y Pablo Micheli (no la que quedó enrolada tras Ricardo Peidro) y agrupaciones de izquierda marcharán el miércoles que viene al Congreso.

La protesta –desde las 15 del 29- expresará el abierto rechazo de esa treintena de gremios a las reformas laboral, previsional y tributaria propuestas por el Gobierno.

“Reunidos en la Federación Gráfica Bonaerense, organizaciones sindicales, sociales, políticas y estudiantiles, sectores pymes, movimientos cooperativistas, organizaciones de jubilados y organismos de Derechos Humanos resolvimos por unanimidad marchar el próximo miércoles 29 de noviembre a las 15:00 al Congreso de la Nación para expresar el rechazo a los proyectos de ley que representan un feroz ajuste sobre los trabajadores, jubilados, pensionados y beneficiarios de programas sociales, sectores pymes y economías regionales”, expresa el comunicado con el que anunciaron la protesta.

“Esta marcha, además de expresar ‘rechazos’ a estas medidas, representa el reclamo a los legisladores de todos los bloques de ambas cámaras para que no convaliden con su voto este despojo a los sectores populares. Llamamos al conjunto del pueblo argentino a participar activamente de esta manifestación en defensa propia”, añade el texto.

La Corriente Federal insistió hoy en la necesidad de que el consejo directivo de la CGT, que integran los triunviros Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña, convoque otra vez al Comité Central Confederal (CCC) de la central obrera para debatir “la continuidad de un plan de lucha en oposición a las políticas gubernamentales”.

El domingo, cuando regrese a Buenos Aires la delegación sindical que participó en Roma en un congreso de centrales obreras mundiales organizado por el Vaticano -clausurado hoy con la sorpresiva ausencia del Papa Francisco-, comenzarán a instrumentarse los mecanismos de consultas y contactos previos para decidir “temas centrales” en relación con “las diferencias” existentes entre esos variados sectores y en la propia conducción cegetista.

La llamada “mesa chica” de la central obrera se reunirá el lunes en la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN) de Andrés Rodríguez y probablemente determine la convocatoria a un encuentro de consejo directivo que, a su vez, podría fijar la fecha de continuidad del Confederal para profundizar ese debate.

El tercer sector de la CTA –el del visitador médico Peidro- hará su propia protesta el 6 de diciembre, cuando marcharán al Parlamento un conjunto de organizaciones, incluida la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) de Hugo Godoy que, para ese día, ya decidió un paro nacional con movilizaciones y cortes de calles.

Fuente: Agencias y El Cronista

Te puede interesar