Destituyeron a Freiler, y ahora van por Rafecas

POLÍTICA 18/11/2017 Por
Para el Jurado de Enjuiciamiento el ex camarista no pudo justificar diferencias entre sus ingresos y egresos, por más de 20 millones de pesos. Se complica la situación del juez que desestimó la denuncia de Nisman.
1118freilerrafecasg

El oficialismo concretó ayer uno de sus objetivos más esperados desde que se convirtió en mayoría en el Consejo de la Magistratura: la destitución del camarista Eduardo Freiler. Con seis votos contra uno, se removió al juez que el macrismo siempre consideró más cercano al kirchnerismo. El Jurado de Enjuiciamiento dio por probados los tres cargos contra el ahora ex magistrado, por considerar que incumplió en sus obligaciones fiscales, consignó datos falsos en sus declaraciones juradas de bienes y no pudo justificar diferencias entre sus ingresos y egresos, por más de 20 millones de pesos. La única que se opuso a la destitución fue la kirchnerista Diana Conti.

Freiler no estuvo en el momento de la lectura del fallo, que desde hace varios días se rumoreaba que iba a tener este nivel de contundencia. Su abogado, José María Olivares, adelantó que apelará la decisión e irá hasta la Corte Suprema de Justicia de la Nación en queja.

En diálogo con este diario, la presidenta del Consejo, Adriana Donato, resaltó el trabajo que se hizo en el caso y aseguró que el fallo “es ejemplar con fundamentos fácticos y jurídicos” y agregó que todo quedó “absolutamente probado”. Cuando se trató la suspensión de Freiler, en agosto pasado, Donato había sido blanco de fuertes agresiones verbales por parte del bloque kirchnerista, que ayer no estuvo en el Consejo.

En medio de un clima de festejo por parte del oficialismo, en el organismo encargado de la designación y remoción de magistrados, también se escucharon otros nombres de magistrados entre los cuales podría haber novedades en el futuro cercano.

Entre ellos, varias fuentes coincidieron en mencionar a Daniel Rafecas, en cuyo expediente podría tratarse, antes de fin de mes, su citación por el denominado articulo 20, para hacer su descargo en el marco de la denuncia presentada por Elisa Carrió. Ese expediente comenzó a tramitarse luego de que el magistrado desestimara la presentación del fallecido titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman, por el pacto de Entendimiento con Irán. La citación se evaluaría en la Comisión de Acusación y Disciplina, donde la causa tramita en la vocalía del senador radical Angel Rozas.

Consultados sobre el caso, en Comodoro Py explicaban que “un juez no puede ser perseguido por el contenido de sus fallos” y esgrimían que la decisión de Rafecas se “ajustó a derecho, en tiempo y forma a pesar de que a algunos sectores no les haya gustado”.

La remoción de Freiler fue comunicada en la mañana de ayer por el Jurado de Enjuiciamiento. “Freiler no es un juez probo. Freiler no honra el cargo para el que fue nombrado”, empezó la lectura. Y siguieron con la exposición de los principales puntos de la parte resolutiva del fallo de casi cien páginas en donde explicaron uno a uno los motivos por los que decidían la remoción del magistrado que integró la sala I de la Cámara Federal de Apelaciones, en Comodoro Py.  Olivares apenas levantaba la mirada del piso.

A un costado estaban el diputado oficialista Pablo Tonelli y el vicepresidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas, que durante este debate cumplieron el rol de acusadores.

Tonelli además fue quien se encargó de impulsar los expedientes contra Freiler. Uno de ellos fue iniciado tras una presentación del Colegio de Abogados de la Ciudad que ayer, a través de un comunicado, celebró la decisión y afirmó que consideraba “encomiable que respetando las garantías del debido proceso y el derecho de defensa en juicio, el órgano constitucional específico haya resuelto la destitución del magistrado por mal ejercicio de su función”.

Se larga la carrera por la sucesión

Tras conocerse la decisión del jurado, también comenzaron a sumarse versiones sobre el posible sucesor de Freiler en la vacante que deja en la sala I de la Cámara Federal de Apelaciones. Mientras que algunos señalaban que de forma inmediata se abrirá el concurso para llenarla, otros afirmaban que posiblemente haya que esperar a que se resuelva la apelación del ahora ex camarista en la Corte Suprema de Justicia, a pesar de que se da por descontado que no tendrá sobrevida. Por otro lado también estaban quienes aseguran que Leopoldo Bruglia, un juez de trayectoria en Py y de buena sintonía con el Gobierno, podría quedar como titular en esa sala que actualmente subroga. 

El magistrado, que durante varios años integró el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4, del edifico de Retiro, también fue rescatado por varias fuentes del Consejo que resaltaron su valor en la sala I, donde también está Jorge Ballestero, un magistrado de Py con el que el macrismo, no tiene precisamente afinidad.

Fuente: Perfil

Te puede interesar