La Tarantela ya está al frente de la planta quesera que le compró a SanCor

ECONOMÍA 15/11/2017 Por
Tras meses de negociación, hubo acuerdo para la sesión de activos y toma de control. Reacondicionar las instalaciones demandará cerca de $ 50 millones
cc230817g021f05_crop1503452172983.jpg_258117318

La productora de quesos frescos La Tarantela confirmó que ya se encuentra en control de la planta que la cooperativa SanCor poseía en la localidad de Centeno, en la provincia de Santa Fe. El acuerdo, al que se llegó tras casi ocho meses de negociaciones, contempla el traspaso de los activos, como máquinas e infraestructura, y el mantenimiento de la mano de obra. "Ya tomamos la planta, nos quedamos con 40 empleados y estamos probando las máquinas e instalaciones", afirmaron a El Cronista desde la compañía que tiene su sede en la localidad bonaerense de Navarro.

El ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, también confirmó el acuerdo: "un nuevo ejemplo de que cuando hay decisión política y compromiso serio de todas las partes se encuentran las soluciones. A mediados de diciembre 35 trabajadores volverán a producir, tras el acuerdo entre la Tarantela y SanCor", expresó en su cuenta de Twitter.

La planta se encuentra paralizada desde principios de año y en estos días sus trabajadores reingresaron al establecimiento, especializado en la producción de muzarella. Según expresó en declaraciones radiales Claudio Ordóñez, trabajador y vocero de los empleados, además de los 40 empleados que quedaron, a otros 13 se les ofrecieron retiros voluntarios y seis fueron indemnizados. "Estamos muy conformes porque vamos a estar todos bajo el convenio de trabajo del gremio Atilra y nos van a respetar antigüedad y categoría", confió Ordóñez según publicó el sitio Rosario3.

Según había publicado El Cronista en mayo pasado, La Tarantela había avanzado con una carta de intención y con pedidos al Gobierno de Santa Fe de apoyo para tener garantías para la operación. Se trata de una firma que tiene más de 100 años de historia en el mercado, con especialización en la elaboración de ricota y muzarella, y que se encuentra a la búsqueda de iniciar un proceso de expansión, ya que en actualidad sus productos se distribuyen en la provincia de Buenos Aires, principalmente.

Para poner el establecimiento en funcionamiento, además de la parálisis que mantiene desde hace varios meses, la compañía estimaba la implementación de dos nuevas líneas de producción. Según trascendió, la operación rondaría los $ 50 millones, que sería una cantidad similar a la que ascienden el total de las indemnizaciones de los empleados.

En los últimos días, la cooperativa SanCor dio a conocer los datos de su último ejercicio, donde se evidenció el crecimiento de los números en rojo.

Fuente: Cronista

Te puede interesar