Brasil implementó la reforma laboral de Temer

INTERNACIONALES 13/11/2017 Por
Combatida por los sindicatos, la reforma laboral brasileña entró en vigor este fin de semana, cuatro meses después de su aprobación y en medio de protestas de los trabajadores que acusan pérdida de derechos
temer-caras-1.jpg_258117318

La reforma laboral brasileña entró en vigor este fin de semana, cuatro meses después de su aprobación y en medio de protestas de los trabajadores que acusan pérdida de derechos, y conmemoraciones de las patronales que la ponderan como un nuevo marco para elevar la competitividad y reducir el desempleo.

Combatida por los sindicatos desde que el Gobierno del presidente Michel Temer la presentó en 2016 como una herramienta para modernizar la legislación laboral de 1943 y facilitar las contrataciones, la reforma ya fue motivo de dos huelgas nacionales.

Para el Gobierno, mediante flexibilizaciones que facilitarán las contrataciones, Brasil podrá comenzar a combatir el desempleo, que aflige a cerca de 13 millones de personas, e impulsar la recuperación de una economía que sufrió en 2015 y 2016, con caídas del PBI del 3,5% y del 3,6%, su recesión más grave en varias décadas.La Central Única de los Trabajadores (CUT), la mayor unión sindical del país y que promovió el viernes manifestaciones en decenas de ciudades de Brasil contra la iniciativa, puso en marcha una campaña para que la población firme una petición de respaldo a un proyecto de ley de iniciativa popular que pueda anular la reforma.Para la Confederación Nacional de la Industria, la patronal que más se movilizó en favor de la reforma, su entrada en vigor representa "el deseado avance en la construcción de relaciones de trabajo modernas y alineadas con la economía del siglo XXI".Las nuevas normas dan prioridad, hasta por encima de la ley, a los acuerdos que los sindicatos puedan alcanzar con las empresas en asuntos como la flexibilización de la jornada de trabajo, los salarios y la reposición de horas extras.

Reglamenta nuevas formas de contratación, como el trabajo intermitente (por días u horas), el trabajo desde casa y el trabajo tercerizado, que permiten a las empresas reducir sus costos laborales y disponer de trabajadores para actividades adicionales sin tener que incluirlos en nómina.

Fuente: Cronista

Te puede interesar