La increíble historia de Fremont, un haitiano que vive hace una semana en el aeropuerto de Rosario

CIUDADANOS 10/11/2017 Por
Se quedó sin plata y no puede volver a su país. Come gracias a los alimentos que le regala la gente
fremont_herns_1

Su nombre es Fremont Herns, tiene 48 años, es oriundo de Haití y en febrero pasado llegó a la Argentina por turismo. De acuerdo con la ley de Migraciones se le permite una permanencia máxima de 90 días, por lo que debería regresar inmediatamente a su país. Sin embargo, el hombre no asegura que puede viajar porque "se quedó sin dinero". Hace una semana se instaló en el aeropuerto de Fisherton en Rosario, a la espera de que alguien le dé una mano.

Según informaron las autoridades, su plazo de estadía venció en mayo y cuando quiso volver a Haití se encontró con un "problema en los pasajes" y ahora aduce que no cuenta con los fondos suficientes para solucionarlo.

"Se acercó al aeropuerto el fin de semana pasado al mostrador de la empresa Copa e intentó abordar un vuelo para el que tenía una reserva, pero la compañía detectó que el pasaje era desde Ezeiza", explicó el titular de la delegación local de Migraciones, Germán Pugnaloni, a Télam.

El funcionario agregó que la empresa aérea le puso a disposición el pago de un diferencial para alcanzar ese vuelo, pero Fremont manifestó no tener el dinero para hacerlo. "Ahí se trabó la situación, por lo que el hombre quedó morando en el aeropuerto hasta el día de la fecha", detalló.

Interior del Aeropuerto Internacional de Rosario (Patricio Murphy)
Interior del Aeropuerto Internacional de Rosario (Patricio Murphy)

Mientras la situación se resuelve, el haitiano -quien casi no habla español- duerme en un sillón de los pasillos de la terminal rosarina y recibe alimentos de los pasajeros que se conmueven al verlo. La situación ya le fue comunicada al consulado de Haití, que "se comprometió a brindar una respuesta".

Pugnaloni aseguró que se contactó con una asociación de haitianos residentes en Rosario para que puedan brindarle "contención y ayuda". Además, Migraciones le condonó la multa que se establece para quienes superen en su estadía como turista, que asciende a 300 pesos.

"La persona no está en situación de expulsión del país, tiene todavía una vía administrativa que agotar y un derecho que ejercer", explicó el funcionario a Radio Nacional, quien consideró que es "una situación muy delicada atravesada por un eje humanitario".

Fuente: Infobae

Ana Cohen

Redacción

Te puede interesar