El Banco Central volvió a subir las tasas de interés para atacar la inflación

ECONOMÍA 08/11/2017 Por
La autoridad monetaria decidió elevar en 100 puntos básicos la tasa de referencia, a 28,75% anual
banco-central

El directorio del Banco Central tomó nota de las expectativas de mercado que dieron cuenta de una aceleración del ritmo esperado de aumento de los precios de la economía, los cuales no solo se alejaron de la meta techo de 17% anual fijada para el cierre del corriente año, sino que tampoco advertía una convergencia hacia la nueva banda de 10% para el año próximo, más menos dos puntos porcentuales.

Con toda la información disponible, "el BCRA decidió en el día de la fecha aumentar en 100 puntos básicos su tasa de política monetaria, el centro del corredor de pases a 7 días, a 28,75% anual".


De este modo, se espera que, "con este incremento en el sesgo contractivo de la política monetaria, la tendencia decreciente de la inflación núcleo se consolide más rápidamente en los próximos meses, de manera de converger al objetivo de inflación de 10% ± 2 puntos porcentuales para 2018", justificó la medida la entidad en un comunicado de prensa.


En las últimas dos semanas los resultados del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) llevado adelante por el Banco Central de la República Argentina habían elevado la proyección de inflación para fin de 2017 de 22% a 23% para el IPC a nivel nacional.

Mientras que la inflación esperada a 12 meses vista aumentó de 16,9% a 17,3%, se espera un aumento en el nivel general de precios de 16% para 2018, muy lejos de las metas que se fijó el gobierno nacional.

De este modo, la autoridad monetaria destacó que "procurará acentuar la baja inflacionaria y minimizar el impacto de los próximos aumentos de precios regulados".


Con esta medida se prevé que la propensión que en las últimas semanas tuvieron inversores y ahorristas a comprar dólares, en parte por compromisos financieros previos, y en parte por previsiones de gastos en turismo, vuelva a mermar, y de ese modo contribuya a influir sobre las expectativas de desaceleración del ritmo de alza de los precios.

La mala noticia es que toda suba de las tasas de interés lleva a un aumento del costo del dinero que conspira contra las posibilidades de las empresas de atenuar la suba de sus precios, más allá de las limitaciones que impone la soberanía de los consumidores en cada decisión de compra.

Fuente: Infobae

Te puede interesar