Winona Ryder casi se deshidrata por culpa de una escena de Stranger Things

SALUD 11/10/2017 Por
La actriz lloró por casi 10 horas seguidas.
1010_winona_ryder_g

Los rodajes de series y películas pueden llegar a ser muy intensos. Los actores correr el riesgo de lesionarse durante una escena de acción o de entrar en una crisis nerviosa cuando la escena que ruedan es muy tensa.

Ejemplos de ellos son la actriz Jennifer Lawrence que hiperventiló y dislocó una costilla por el estrés de grabar la película Mother! o el actor Tom Cruise, quien se accidentó durante un truco de acción en el rodaje de Misión imposible 6.

A pocos días del estreno de la segunda temporada de Stranger Things, la audiencia espera con ansias ver cómo el personaje de Will vuelve a vivir en el mundo común tras haber estado un tiempo en el Otro lado. Su ausencia fue sufrida especialmente por su madre Joyce Byers, interpretada por Winona Ryder.

La actriz reavivó su carrera a sus 45 años gracias a la serie revelación de Netflix con un papel complicado. Debió interpretar una seguidilla de quiebres emocionales, algunos de los cuales la dejaron agotada.

Una de las escenas más trascendentales ocurre durante el episodio 3 cuando el personaje de Ryder, que rehúsa a creer que su hijo esté muerto, coloca luces de un árbol de Navidad encima de un alfabeto pintado en la pared para comunicarse con su pequeño.

La actriz debió beber muchísima agua en el set para reponer líquidos y no deshidratarse después de llorar por 10 horas seguidas, según explicó uno de los productores del show encargado de dirigir esa escena, Shawn Levy a Vanity Fair. "Ella sabía que íbamos a tener que despedazarla, emocionalmente", confesó

Te puede interesar