El Gobierno le apunta a las provincias del PJ, con la mira en 2019

POLÍTICA 10/10/2017 Por
En Casa Rosada se obsesionan con crecer en aquellos puntos "donde el cambio aún no llegó". Un objetivo que trasciende a las generales y que busca sumar poder territorial
cc101017e008f09_crop1507605790545.jpg_258117318

La victoria del frente Eco-Cambiemos en Corrientes le sirvió al Gobierno para asegurarse la continuidad de un ejecutivo provincial aliado, como mínimo hasta 2019, pero también para fortalecer el buen comicio que hizo en las PASO y pensar en crecer en el caudal de votos en 12 días, cuando se realice la elección general legislativa. Sin embargo, no es en territorio correntino donde la Casa Rosada tiene puesta la mira para el corto, mediano y largo plazo. El presidente Mauricio Macri entiende que para asegurar la reelección en dos años necesita conseguir garantías en provincias que todavía se muestran reticentes a un voto diferente al peronista. En algunas, Cambiemos ha tenido mayor éxito que en otras en agosto, pero el desafío es potenciarlo, y no decrecer este mes en relación a lo conseguido hace 60 días.

- Cambios de objetivos

Antes de las PASO, había cuatro provincias observadas por Casa Rosada con vistas a las legislativas y, también, con las presidenciales en el horizonte. Formosa, La Rioja, Tucumán y San Luis. Curiosamente, de las cuatro, el Gobierno sólo obtuvo resultados favorables en la última, donde logró terminar con una hegemonía de 32 años del clan Rodríguez Saá. En las tres restantes la derrota que le propinaron los gobiernos locales fue más amplia de lo esperado. La experiencia modificó los planes, por lo cual la mira post-agosto obligó a mirar hacia el sur.

En Balcarce 50 generó sorpresa la contundente victoria lograda en un distrito justicialista como La Pampa, y también, el triunfo conseguido en Neuquén. En esos dos puntos, donde la campaña no había sido tan notoria, la meta es clara: no retroceder respecto a las PASO. No es casual que Macri haya viajado la semana pasada a Neuquén, y que esta visite La Pampa.

- Excursión a Cataratas

El viaje que el Presidente realizó ayer a las Cataratas del Iguazú también obedece a la lógica de ir sumando poder territorial. Misiones no está en la mira como una provincia a conquistar. Hugo Passalacqua, radical aliado del PJ y actualmente en el poder, forma parte de la liga de gobernadores con los que Macri mantiene buen ida y vuelta.

El Gobierno espera mejorar allí, y de a poco ir logrando un efecto similar al que consiguió en la vecina Corrientes. En el acto en escenario 360 que encabezó ayer, Macri se mostró muy cerca de Humberto Schiavoni, su hombre de confianza en Misiones, presidente del PRO y candidato a senador. En él, el presidente deposita sus esperanzas para que Cambiemos sea competitivo en 2019.

"Yo hoy estoy trabajando junto a Humberto y al gobernador, aunque sea de otro partido, porque no hay política que pueda separarnos a la hora de trabajar por ustedes", dijo el Presidente, en un discurso con el que buscó achicar la grieta.

- Santa Fe, la perla negra

Si existe una provincia que desvela al Ejecutivo es Santa Fe, donde el socialismo gobierna hace años, el PJ se fortaleció desde 2015 y Cambiemos, aun con una buena PASO, no logra consolidar un candidato.

La pretensión oficial para el 22 es ganar las generales de la provincia, aunque luego el principal desafío será crear un dirigente del seno interno del espacio que pueda gobernar. Luciano Laspina, actual diputado, aparece como el favorito para adquirir ése rótulo, y cubrir la vacante que dejó Miguel Del Sel, un outsider que fue clave para posicionar al PRO en la provincia, pero que tomó licencia de la política este año.

- El sueño cordobés

Si bien Córdoba es el distrito del país en el que mayor adhesión tuvo en el ballottage de 2015, incluso por encima de la Ciudad de Buenos Aires, Cambiemos apunta a quitarle la gobernación al PJ en 2019, ya sea con un dirigente radical como Oscar Aguad, con uno del PRO, como Héctor Baldassi.

Lejos de perfilarse con expectativas reales de gobernar, en Cambiemos no descuidan a otras provincias gobernadas por el peronismo en las que necesitan crecer, como Entre Ríos y Salta, por citar dos casos. "Hay que pelear cada voto, en cada rincón del país", resumen fuentes ejecutivas, con ambición, y mirando más allá del 22-O.

Fuente: Cronista

Te puede interesar