Se podrá realizar en suelo argentino el trámite de migraciones para ingresar a los Estados Unidos

NACIONALES 07/10/2017 Por
Las autoridades de ambos países están listas para lanzar un plan que cambiará la forma de viajar a territorio norteamericano, pero sectores de la Cancillería que responden a la anterior administración traban su implementación
0000893153

Es la pesadilla de turistas y viajeros de negocios. Llegar a los Estados Unidos y encontrarse con eternas filas para pasar migraciones. Es que los vuelos internacionales suelen llegar en los mismos horarios, lo que le permite a las aerolíneas conectar a los pasajeros a otros vuelos de forma más efectiva. En algunos aeropuertos como Miami o JFK, de Nueva York, las filas pueden demorar hasta tres horas: los sistemas automatizados de migración no funcionan para todos los pasajeros y esto produce largas filas al momento de entrar a los Estados Unidos.

Pero algunos países han encontrado la solución. Se trata del sistema Precleareance o pre-migraciones, que permite a los pasajeros realizar el ingreso a Estados Unidos en el país de origen de su vuelo. Es decir, ingresan a Estados Unidos antes de haber subido al avión que los lleve a EEUU. Es un mecanismo similar al que utilizan Argentina y Uruguay, cuando los viajeros pueden hacer el ingreso a Argentina estando en territorio uruguayo.

Pero el ahorro de tiempo que beneficia a los pasajeros no es la única razón por la que seis países ya implementaron este mecanismo. Diversos estudios y estadísticas resaltan como aumento el turismo de norteamericanos en las naciones que implementaron este plan. Inversiones y turismo tuvieron un crecimiento constante en estas naciones, especialmente en el segmento de viajes de negocios y conferencias. Sucede que cientos de asociaciones radicadas en Estados Unidos y que realizan conferencias y congresos internacionales tienden a elegir destinos que cuentan con este mecanismo de migraciones agilizado.

Irlanda es un claro ejemplo de esto. Desde que se implementó precleareance en ese país, el turismo de estadounidenses creció hasta 19%. Las empresas y asociaciones que realizaron congresos y conferencias en Irlanda también aumentaron considerablemente, lo que significó ingresos de hasta 300 millones de dólares adicionales para la capital Dublín.

Las aerolíneas se benefician ampliamente de este sistema ya que actualmente cuando un pasajero no es admitido en Estados Unidos, son las compañías aéreas las que están obligadas a transportarlo de regreso al país de origen. Con precleareance, las personas que no sean admitidas a EEUU, nunca subirán al avión por lo que las aerolíneas no tendrán que transportar a estos pasajeros.

¿Qué pasa con Argentina?
 Las autoridades confirmaron que las negociaciones están avanzadas y el plan podría concretarse rápidamente ya que la empresa Aeropuertos Argentina 2000 -concesionaria del aeropuerto Internacional Pistarini en Ezeiza- tiene listos los planes para habilitar un ala especial del aeropuerto que pueda servir de espacio estéril para los pasajeros con destino a EEUU. Sin embargo, varias fuentes confirmaron a Infobae que las demoras en el progreso de este plan se debe a ciertas áreas técnicas de la Cancillería Argentina -ligadas a la anterior administración- que cuestionan algunos aspectos de este plan.

De concretarse, el aeropuerto deberá contar con una zona especial y exclusiva para vuelos a EEUU. Un grupo de agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP, según su sigla en inglés) se radicarán temporalmente en Argentina para trabajar en este sector del aeropuerto y controlar a aquellos pasajeros con destino a Estados Unidos.

¿Cómo funciona?
Aquellas personas que viajan a los Estados Unidos realizan el check-in para su vuelo de forma normal. Luego pasan por seguridad como cualquier pasajero y más adelante realizan el trámite de migraciones correspondiente a Argentina. Hasta aquí el procedimiento es el mismo que realiza cualquier persona que viaja al exterior. Lo diferente es que al finalizar el proceso de migraciones correspondiente a la salida de Argentina, los pasajeros deben realizar otra fila exclusiva para vuelos con destino a los Estados Unidos. Esa fila es atendida por oficiales del CBP, que depende del Ministerio del Interior de ese país. Allí los oficiales estadounidenses harán el mismo chequeo que se realiza en territorio norteamericano, pero en suelo argentino. Revisarán que los pasajeros tengan sus pasaportes y visas en orden, consultarán acerca de los planes de viaje y el control habitual que se realiza al llegar a territorio estadounidense.

El beneficio de este proceso es que agiliza el trámite de forma sustancial y reduce notablemente el tiempo de espera de los pasajeros. Es que quienes hacen migraciones en su país de origen, al llegar a los Estados Unidos no deben realizar ningún trámite o fila adicional. Al bajar del avión, podrán salir del aeropuerto de forma directa, evitando las largas filas de migraciones.

Los oficiales de CBP que están en un aeropuerto extranjero no tienen poder de policía ni de arresto pero sí pueden denegar a un pasajero que quiere viajar a Estados Unidos el acceso a ese vuelo.

¿En donde funciona?
Hoy en día, la oficina de control fronterizo estadounidense tiene 600 oficiales en 15 puntos de pre-migraciones en seis países: Irlanda, Aruba, Bahamas, Bermuda, Emiratos Árabes y Canadá. Corea del Sur, Holanda, Bélgica y Argentina están en tratativas para implementarlo

Fuente: Infobae

Te puede interesar