El insólito vestuario de Diego Maradona para la foto oficial de su equipo

DEPORTES 04/10/2017 Por
En lugar de posar con la vestimenta elegida para el cuerpo técnico, se puso los botines, los cortos y la 10 en la espalda. ¿Vuelve contra Perú?
By5uavZ3-_930x525

El tiempo se termina. La hora de que la Selección salga a la cancha está al caer. El rival es Perú, el mismo Perú contra el que se sufrió tanto en las Eliminatorias para México 86 como para las de Sudáfrica 2010. Todos le prenden una vela a Lionel Messi, la figura de la Selección, el capitán. Pero siempre que el equipo nacional llega a una instancia definitoria para los hinchas es inevitable acordarse de Diego Armando Maradona.

El insólito vestuario de Diego Maradona para la foto oficial de su equipo

Diego se zambulló tras aquel gol de Palermo, en el 2009 (AFP).

Y no es casual. El propio Diego fue protagonista de ambos cruces. En el del 85, cuando la Selección igualó 2 a 2 con un agónico gol de Ricardo Gareca, él estaba dentro de la cancha. Y en el del 2009, cuando Palermo metió el 2-1 bajo un diluvio, el Diez era el entrenador argentino. De hecho, una de sus imágenes más recordadas de aquel día es la que lo tiene haciendo patito, panza abajo, sobre el césped del Monumental.

Aunque para muchos hoy sería un sueño volver a verlo jugar, la realidad es que Diego se retiró hace rato. Y pasa sus días como director técnico del ignoto Al Fujairah SC, de la segunda división de Emiratos Árabes Unidos.

Pero lo más curioso de todo es que Diego sigue sintiéndose jugador. Y, con seguridad, así será durante toda su vida. La última prueba se dio este martes, cuando el plantel del Al Fujairah se preparó para sacarse la tradicional foto pre competencia. ¿Qué hizo? Si bien en la toma grupal se dejó ver con la vestimenta designada para el cuerpo técnico, en las imágenes individuales se calzó la 10, con el Maradona en la espalda, pantaloncitos cortos, medias de fútbol y botines.

El insólito vestuario de Diego Maradona para la foto oficial de su equipo

Diego junto a uno de sus jugadores, pero del otro lado de la raya de cal.

Feliz, dejando escapar una sonrisita cómplice, el Diez se vistió de futbolista. Y se entregó a los flashes más contento que nunca. ¿No le gustaría darse una vuelta, este jueves, por la Bombonera?

Te puede interesar