Nobel de Medicina por explicar cómo funciona el reloj biológico

INTERNACIONALES 02/10/2017 Por
Los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young fueron premiados por hallas los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano.
Bye1Kc13W_930x525

Los estadounidenses Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young fueron galardonados hoy con el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos de los mecanismos moleculares que regulan el ritmo circadiano, es decir, el reloj biológico, informó hoy el Instituto Karolinska en Estocolmo.

Hall, Rosbash y Young fueron capaces de averiguar cómo funciona el reloj biológico, explicó el Instituto Karolinska. "Sus descubrimientos explican cómo plantas, animales y humanos adaptan su ritmo biológico para que esté sincronizado con la rotación terrestre", añadió.

El reloj biológico ayuda a adaptar los patrones de sueño, los comportamientos alimentarios, la presión sanguínea, los niveles de hormonas o la temperatura a las distintas fases del día.

Nobel de Medicina por explicar cómo funciona el reloj biológico

Los premiados con el nobel de medicina 2017. EFE/

Los investigadores premiados aislaron un gen que controla el ritmo biológico diario normal en las moscas de la fruta. Demostraron que dicho gen codifica una proteína que se acumula durante la noche en las células y que es degradada durante el día.

Posteriormente identificaron componentes protéicos adicionales de esa maquinaria y expusieron el mecanismo que dirige el reloj interno de las células. El reloj biológico funciona siguiendo los mismos principios en células de otros organismos multicelulares, incluido el humano.

También hay indicios de que un desajuste crónico entre el estilo de vida y el ritmo biológico interior podría aumentar el riesgo de padecer varias enfermedades, apuntó el Comité Nobel.

En 1984, Hall y Rosbash -trabajando en colaboración con la Universidad Brandeis de Boston- y Young -en la Universidad Rockefeller de Nueva York- consiguieron aislar el gen que controla el ritmo circadiano.

Después, Hall y Rosbash descubrieron que la proteína codificada por ese gen se acumulaba durante la noche y era degradada durante el día. Los niveles de la proteína oscilan en un ciclo de 24 horas, sincronizados con el ritmo circadiano.

El bienestar de los seres humanos se ve afectado cuando hay un desequilibrio entre el ambiente que los rodea y su reloj biológico. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando se viaja atravesando varios husos horarios y se experimenta "jet lag".

"Me tomas el pelo", fue la primera reacción de Rosbash al conocer la noticia, según contó el secretario general del Comité Nobel del Instituto Karolinska, Thomas Perlmann. El secretario del Comité Nobel también consiguió contactar con Hall, pero no logró hacerlo todavía con el tercer ganador, Young.

Se especulaba con que el Nobel podría ir este año al microbiólogo español Francisco Martínez Mojica por descubrir el mecanismo genético CRISPR-Cas9, que contribuyó al desarollo de una nueva herramienta de edición del ADN. Finalmente no fue así, pero también figura en las apuestas para el Nobel de Química, que se entrega este miércoles.

El año pasado el Nobel de Medicina fue para el japonés Yoshinori Ohsumi por sus descubrimientos del mecanismo de la autofagia, un proceso fundamental para la degradación y el reciclaje de componentes celulares.

Cada Premio Nobel está dotado con nueve millones de coronas suecas (unos 940.000 euros/1,1 millón de dólares) y la ceremonia de entrega tiene lugar el 10 de diciembre, coincidiendo con el aniversario de la muerte de su fundador, Alfred Nobel.

Mañana martes se anuncia el Nobel de Física y el miércoles el de Química. El jueves será el turno del de Literatura, el viernes se dará a conocer el de la Paz y el lunes 9 el de Economía

Fuente: Clarin

Te puede interesar