Récord: Macri busca igualar la marca histórica de Alfonsín

OPINIÓN 02/10/2017 Por
En la Casa Rosada se ilusionan con ganar en los cinco distritos más poblados, tal como lo hizo el radical en 1985
elecciones-2017-2542799w620

No se tenían simpatía, e incluso el veterano líder radical consideró durante muchos años al joven liberal un "límite" para cualquier alianza opositora. A pesar de las diferencias que los separaron, en la Casa Rosada se entusiasman con que el domingo 22 de octubre Mauricio Macri pueda alcanzar la proeza obtenida (y nunca igualada) por el entonces presidente Raúl Alfonsín en las legislativas del 3 de noviembre de 1985: ganar, como oficialismo, en los cinco principales distritos del país.

En un análisis cuantitativo, los números de aquella elección fueron realmente concluyentes y difíciles de emparejar. En la provincia, Moreau alcanzó el 41,4 por ciento de los votos (Esteban Bullrich llegó a 34 en las PASO); Becerra, el 52% en Córdoba (Héctor Baldassi, el 44,5 en 2017); Baglini, el 53% en Mendoza contra el 41 de Cambiemos en agosto pasado, y Stubrin arañó el 43 por ciento en la entonces Capital Federal, siete puntos menos que los que obtuvo su ex correligionaria Elisa Carrió en las PASO porteñas. Sólo Cáceres sacó en 1985 menos del 40 por ciento (39,6) y obtuvo cuatro bancas, como el PJ. Igual, fue mucho mejor aquella performance que la de Cambiemos en estas elecciones santafecinas: llegó al 27 por ciento de los sufragios con la postulación de Nicky Cantard. Otro dato adicional: en aquel test electoral, Alfonsín también festejó en Entre Ríos, Salta y Tucumán, resultados que (sobre todo en las dos últimas provincias) Cambiemos no puede ni soñar con conquistar.

Pues bien: suponiendo que los resultados se den. ¿Qué paralelismos podrían hacerse entre las realidades del gobierno de Alfonsín y el de Macri con Cambiemos en el momento de la elección? "En ambos casos se trataría de gobiernos nuevos, que a los dos años de mandato buscan recibir una muestra de confianza para seguir adelante", afirmó a LA NACION Hernán Iglesias Illa, coordinador de Comunicación Estratégica de la Jefatura de Gabinete.

Para Iglesias Illa, la economía en alza y el peronismo también atraviesan momentos comparables. "La economía estaba mejor con el plan Austral y la inflación bajaba, igual que ahora. Y en el PJ había una clara división entre la renovación de [Antonio] Cafiero y Carlos Grosso y los viejos dirigentes como Lorenzo Miguel o Herminio Iglesias, que todavía seguían vigentes", agregó el funcionario, comparando aquellas divisiones con las vertientes peronistas que se presentaron en las PASO: kirchnerismo, PJ tradicional, 1 País y Florencio Randazzo.

De todos modos, en el Gobierno son prudentes. "Todavía no ganamos, y en este país no ganás hasta que no se terminaron de contar los votos", advierten dos funcionarios, en un freno al triunfalismo que sí se advierte en otros despachos oficiales, donde la comparación con aquel épico triunfo radical en el amanecer de la democracia argentina es una tentación demasiado grande.

"Los liderazgos son diferentes, claro, ningún liderazgo es igual a otro", sostuvieron desde el Gobierno. "Pero sería un espaldarazo grande lograr ganar en esos distritos", se ilusionó otro alto funcionario.

Fuente: La Nación 

Te puede interesar