El ahorro en subsidios es un gasto que de a poco se convierte en deuda

OPINIÓN 19/09/2017 Por
El resultado fiscal de agosto le dará un buen paraguas hoy a los ministros de Hacienda y Finanzas, Nicolás Dujovne y Luis Caputo, para cuando tengan que defender en la Cámara de Diputados el proyecto de Presupuesto 2018 presentado el viernes pasado
586a2a9a73a2b_645x362

Lo que se preguntan los analistas que miran los números a trasluz, es hasta cuándo será relevante juzgar la marcha del déficit primario. Porque la estrategia del Gobierno para alcanzar las metas es recortar de manera sustancial el rubro de subsidios económicos (hasta lograr su "extracción total" del balance fiscal), y transformarlo en un número que se ubica por debajo de la línea, ya que a mediano plazo el ahorro proyectado se vuelve similar al creciente pago de intereses de la deuda.

En ese sentido, los datos conocidos ayer son un buen ejemplo de esta dinámica. El déficit primario cayó 30% frente al año anterior, con ingresos creciendo al 31% y gastos al 17% (el menor incremento interanual de los últimos 16 meses, según destaca Hacienda). El pago de subsidios descendió casi $ 8900 millones, aunque el de intereses creció $ 3500.

En el acumulado del año, la cuenta es similar. El primero es el rubro con mayor variación negativa (el otro es gastos de capital en energía, sustituidos en el presente por inversión privada), con un total en ocho meses que supera los $ 20.000 millones de reducción, frente a $ 56.000 millones de intereses. Hasta agosto, el gasto primario crece algo arriba de 28% y los ingresos totales pasan 31%. En esta cuenta el déficit primario sube 10% y el financiero, 30,8%.

El Gobierno todavía tiene un elemento a favor: el lento descenso de la inflación le permite sumar ingresos que están atados a la variación de los precios. Este escenario le permite acercarse a la meta nominal fijada al comienzo del período. En definitiva, no deja de ser una muestra más de la estrategia gradualista. Para conseguir una baja del gasto que no se convierta en más deuda será necesario hacer algo más.

Fuente: Cronista

Te puede interesar