La purga de Donda

OPINIÓN 17/09/2017 Por
Menudo lío se armó el miércoles cuando se conoció el proyecto de ley presentado por la diputada Victoria Donda que propone eliminar las consecuencias penales sobre los manifestantes políticos
BDF

Menudo lío se armó el miércoles cuando se conoció el proyecto de ley presentado por la diputada Victoria Donda que propone eliminar las consecuencias penales sobre los manifestantes políticos. La redacción del mismo tiene ciertas vaguedades terminológicas que encendieron la alarma entre los abogados de asociaciones defensoras de los derechos civiles.
Tal como ha sido concebido por la diputada de Libres del Sur, pone en riesgo la misma existencia del Estado de derecho, que tan repentinamente se ha convertido en cuestión de preocupación para la expresidenta Cristina Kirchner.
El proyecto de Donda apunta contra la criminalización de la protesta, velando por los derechos de los colectivos movilizados. Desde la concepción garantista de la diputada, la represión legal de hechos ilícitos cometidos por los manifestantes es un riesgo para la democracia.
El proyecto es tan descabellado que pone a un reclamo colectivo por encima del bienestar del resto de la población. Sanciona una especie de “derecho de resistencia” contra un gobierno democrático, lo que habilitaría a que una turba enfurecida linche a alguien bajo pretextos o excusas de reivindicación políticas, ideológicas o sociales.
De ser así, ¿qué nos detendría de ir al Congreso a linchar a la diputada Donda?. Incluso podría empeorar: ¿qué le impediría a sus compañeros de partido tomar revancha sobre nosotros, nuestras casas o lugares de trabajo?
Pese a lo ridículo, el proyecto no sorprende: quien lo promueve ha votado contra la eliminación del beneficio del 2X1 a violadores o asesinos, aunque haya votado en contra del otorgar el mismo beneficio a represores. Esta inconsistencia legal (pero no ideológica) de la presidenta de la la comisión de Derechos Humanos del Congreso de la Nación establece una jerarquía distinta para distintos tipos de ciudadanos.
Esta desigualdad es particularmente visible en que -de prosperar este proyecto- los individuos no podrían oponerse legalmente a la tiranía de una mayoría movilizada políticamente.
Gino Germani, pionero de la sociología en Argentina, advertía que no puede existir democracia si las masas predominan sobre los individuos racionales, conscientes de su libertad y sus derechos, porque las masas son siempre irracionales.
Así las cosas, el proyecto presentado por Libres del Sur -y respaldado por la CTA- consagraría de derecho aquel escenario anárquico, apocalíptico y distópico que tan bien interpretó Ethan Hawke en “La Purga”. En dicha película una vez al año las leyes se suspendían durante 24 horas, dando vía libre a que la población resuelva las cuestiones por fuera del Estado de derecho.
De prosperar el proyecto de la purga de Donda, aquello que sólo parecía posible en 24 horas de una historia de ficción, sería una posibilidad que nos podría tocar cualquier día, en cualquier lugar.

Resultado de imagen para victoria donda

Fuente: Alfil Diario

Te puede interesar