Israel, un socio comercial de alto perfil tecnológico

OPINIÓN 12/09/2017 Por
Para conocer en detalle las características de la economía israelí basta con recurrir a las estadísticas. Cuenta con un PBI de 327.000 millones de dólares y este año las proyecciones indican que crecerá un 3%, contra 2,8% del 2016 y 2,5% del 2015. El PBI per cápita es de 37.778 dólares.
86541_620

La visita del premier de Israel, Benjamín Netanyahu, ha cobrado relevancia en la agenda del Gobierno argentino no sólo porque es la primera vez que un jefe de Estado de esa nación visita Buenos Aires, sino porque hay sobradas expectativas de reforzar e incrementar los lazos comerciales entre ambas economías.

Para conocer en detalle las características de la economía israelí basta con recurrir a las estadísticas. Cuenta con un PBI de 327.000 millones de dólares y este año las proyecciones indican que crecerá un 3%, contra 2,8% del 2016 y 2,5% del 2015. El PBI per cápita es de 37.778 dólares.

Según un informe elaborado por la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI), que conduce Marcelo Elizondo, la tasa de inflación israelí es de sólo 0,8%, cuenta con un desempleo del 5,2% y su economía está fuertemente basada en conocimiento, tecnología e innovación. 

Las principales empresas israelies son Teva Pharmaceutical, Bank Hapoalim, Bank Leumi, Check Point Software, Mizrahi Tefahot Bank, Israel Discount Bank, Israel Corp, Delek Group, Migdal Insurance y FIBI Holdings.

RELACION BILATERAL

Argentina e Israel mantienen una esmirriada relación comercial bilateral. Nuestras exportaciones hacia ese país fueron el año pasado de tan sólo u$s 196 millones. En el primer semestre de 2017 redondearon los u$s 89 millones.

En cuanto al rubro importaciones, las compras a Israel fueron en 2016 de u$s 117 millones, mientras que en el primer semestre de este año alcanzan los u$s 57 millones. La balanza comercial fue favorable a la Argentina en u$s 78 millones.

Según DNI, Israel es un país con propensión a la adquisición de productos importados. Las importaciones en ese país representan el 27,5% de su PBI, por lo cual es considerada una economía de oportunidades para todos aquellos con fuerte perfil exportador.

La complementariedad entre las economías de Argentina e Israel es alta dado que mientras nuestro país produce alimentos y minerales, los israelíes tienen un alto desarrollo en tecnología, con empresas que pueden participar en emprendimientos relativos a infraestructura.

Israel es considerado por la ONU como uno de los países de altos ingresos, tanto que está ubicado en el puesto 23 en el ranking mundial de ingreso per cápita, superando a Italia, Japón, Reino Unido, Francia, Corea del Sur o España. ""Esto implica que se trata de un mercado con relevante capacidad para comprar productos en base a diferenciación y calidad"", agrega la consultora.

La matriz importadora israelí está compuesta principalmente por diamantes, automotores, metales, plásticos, y en alguna menor medida productos para medicina, alimentos, tabaco e indumentaria. Argentina exporta a Israel cereales, pescados, carnes y aceites (pero en niveles que no son altos), mientras que le compra máquinas y aparatos eléctricos y mecánicos.

INVERSIONES

Además del vínculo comercial que puede potenciarse -el Mercosur firmó en 2010 un Tratado de Libre Comercio con Tel Aviv-, es clave remarcar que Israel ha intensificado su rol como inversor, principalmente en la zona de Medio Oriente. El año pasado destinó u$s 12.500 millones en capitales al exterior. Si bien está lejos de ser uno de los principales inversores en el mundo por los montos emitidos, se encuentra, según el Banco Mundial, entre los 25 principales del mundo.

Dadas las características de las empresas israelíes, las mismas podrían invertir en la Argentina en rubros tales como como electrónica, farmacia, computación, aeronáutica y especialmente algunos rubros referidos a los servicios públicos.

Fuente: La Prensa

Te puede interesar