Paro de micros a larga distancia

LOCALES 09/09/2017 Por
Los choferes de cuatro empresas de micros de larga distancia iniciaron ayer un paro por tiempo indeterminado para exigir el pago de un aumento salarial del 21%.
terminal
Terminal de Rafaela.

La medida de fuerza, iniciada en el primer minuto de este viernes, dejó varados en Retiro y otras terminales como la de Rafaela a cientos de pasajeros que tenían previsto viajar a diferentes puntos del país durante el fin de semana.

En las boleterías de las empresas Flecha Bus, Tata y Chevallier que operan en la Estación Terminal de Rafaela explicaron ayer a quienes se acercaban a comprar un pasaje sobre el conflicto y la imposibilidad de viajar. "Hasta el martes al menos no habrá servicio. La única solución que damos es devolver el dinero o cambiar la fecha del pasaje", dijeron a este Diario.
Los primeros pasajeros sorprendidos se registraron ayer a las 2:30 hs. cuando llegaron para abordar el servicio de Tata. "Nos informaron que el coche no saldría por un conflicto gremial y que debíamos estar atentos a cómo se desarrollaban las negociaciones entre los sindicatos, las empresas y el Gobierno, pero ahora nos dijeron que no hubo solución y que se mantiene el paro", dijo una mujer que debía viajar ayer a Buenos Aires.

En la terminal rafaelina tampoco salieron los servicios de Flecha Bus, que debían partir anoche a las 23:45, y de Tata también de las 23:45 hs.
La controversia se originó tras el reclamo de los trabajadores para que las empresas paguen el acuerdo salarial, aunque las mismas compañías niegan la existencia de este convenio.


Al respecto, el secretario general de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a nivel nacional, Roberto Fernández, rechazó la posibilidad de que el Ministerio de Trabajo dicte la conciliación obligatoria y explicó que "solamente estamos reclamando salarios que no nos pagan".
"No corresponde porque nosotros no estamos parando, son las empresas las que se niegan a entregar las unidades y prestar servicio y por eso la Secretaría de Transporte debe intimarlas bajo la condición de quitarle las licencias", dijo el dirigente.


El sindicalista criticó a la cartera laboral que encabeza Jorge Triaca porque "en vez de presionar a los trabajadores, debería obligar a los empresarios a pagar el aumento salarial, que el propio Ministerio ordenó a través de una resolución".
La situación conflictiva se generó tras una asamblea de delegados que decidió iniciar medidas de fuerza en las empresas Flecha Bus, Tata, San José y Vía Bariloche, que según Fernández son propiedad de un grupo empresario que conforman más del 65% de los servicios de larga distancia.


Explicó que en más del 30 por ciento restante que "lo conforman las empresas más chicas, están trabajando normalmente porque pagaron el aumento dispuesto por el ministerio". "Estamos esperando que los empresarios cumplan con la resolución ministerial que dispuso el aumento del 21%", sostuvo Fernández. "Los choferes se presentaron en las cabeceras, pero el sector empresario no entrega los coches para prestar servicio", informó el sindicalista.


Fernández señaló que para no perjudicar a todos los usuarios la protesta se lleva adelante solo en cuatro empresas y hasta el martes próximo, pero si no hay solución desde el miércoles y día a día se agregarán más empresas hasta que obtengamos una solución".
La Cámara Empresaria de Larga Distancia negó la existencia de un lock-out patronal y denunció que delegados de la UTA paralizaron los servicios.
La cámara negó haber firmado un aumento salarial y responsabilizó a la cartera laboral por emitir una resolución disponiendo un aumento salarial, que fue apelada por los empresarios.

Fuente: La Opinión.

Te puede interesar