¿POR QUÉ CASTELLANO LE TIENE TANTO MIEDO A LOS SEMÁFOROS?

LOCALES 09/09/2017 Por
La ciudad se agranda a un ritmo vertiginoso, y el tren del crecimiento está pasando por encima al Poder Ejecutivo, que no reacciona, incluso con algo tan sencillo como un semáforo
Castellano semaforo de Whatsapp

Rafaela ha cambiado mucho durante la última década y todo crecimiento viene acompañado de cosas positivas pero también de dolores. A esos síntomas de malestar hay que saber interpretarlos y actuar en consecuencia, con el remedio indicado.

Pero el tren del crecimiento está pasando por encima al DEM (Departamento Ejecutivo Municipal), que no vuelca los recursos donde y como realmente se debe, atando, de tanto en tanto, todo con alambre.

La ciudad requiere un plan integral que re organice el caótico tránsito, que tan mal acostumbrado nos tiene a los accidentes, pero por suerte no aun a las muertes, que calan hondo en el sentir rafaelino.

Para empezar proponemos comenzar por la única Avenida de las cuatro principales no semaforizada en sus puntos más conflictivos, Av. Santa Fe.

El vaivén de autos, motos, bicicletas y peatones es tan desorganizado que hasta el propio municipio se percata de la situación y envía guardas municipales a dirigir el caos, pero no toma las medidas necesarias por considerarlas un tanto impopulares. No podemos dejar que unos cuantos ciudadanos anti-semáforo manejen el tránsito de la ciudad.

Los vecinos que transitan Av. Podio, por ejemplo, debieron esperar años para que se comience a resolver una cuestión que ellos como ciudadanos ni siquiera necesitan plantear, sino que debió haberse previsto al momento de asfaltarse esa arteria y terminar de lotearse la zona, o incluso antes.

Es cierto que el horno no está para bollos y Don Luis lo que menos quiere es perder algunos votos, pero el pueblo eligió al intendente para que tome las decisiones que haya que tomar y no para dejarse influenciar por lo que dicen algunos en las redes sociales.

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar