El ajuste fiscal 2018 lleva a los analistas a desconfiar de meta de crecimiento oficial

ECONOMÍA 08/09/2017 Por
El Gobierno apuesta a un crecimiento de 3,5% en 2018, y los privados lo sitúan en 3%. Sin embargo, hay quienes prevén una suba menor por el ajuste fiscal y demora de inversiones
cc040917e004f10_crop1504522188455.jpg_258117318

El crecimiento del 3,5% del PBI que el Gobierno prevé para 2018, según ya anticipó que presentará en el presupuesto nacional, es más optimista que el promedio del 3% previsto por los privados relevados por el Banco Central. En parte, la diferencia se explica porque resta conocer el ajuste fiscal que se develará en el proyecto de ley para el año que viene, pero también porque las inversiones todavía no alcanzan para impulsar la actividad por encima de ese nivel.

Casi un punto debajo de la expectativa oficial, el Estudio Broda cree que la economía crecerá 2,6% el año que viene, después de un 2017 que habrá terminado avanzado el 2,8%.

"Este año deja un buen piso de crecimiento. Para el primer semestre de 2018, se espera una moderación fiscal, en el marco de una convergencia gradual, y que haya un menor nivel de actividad en el primer semestre que en el segundo", dijo la economista Vanesa Broda.

Para 2018 el Gobierno se propuso reducir en un punto el déficit fiscal sobre el PBI respecto de este año, a 3,2%. "Es un esfuerzo fiscal muy importante. Y arranca sin ingresos extras, como lo fue el blanqueo, y habrá una caída de ingresos, porque se prometieron bajas en las retenciones", agregó.

Broda no observó este año "moderación fiscal", pero sí que van tres trimestres que crecen entre sí a una velocidad anualizada del 4%. En tanto, espera que el cuarto trimestre del año crezca 4% interanual. Para el año que viene, prevé que el crecimiento durante el año sea menor al de éste y que en el cuarto trimestre la suba interanual sea del 2%.

Para la consultora Orlando Ferreres (OJF), la economía crecerá 2,1% en 2018, luego de que este año avance 3,5%.

"La capacidad de crecimiento de la economía está en el orden del 2%. Con estos niveles de inversión, no vemos posible que el crecimiento esté más arriba de 2%. Creemos que este año crece más porque hay un rebote. El año que viene no hay un rebote, no estará el salto del sector agropecuario y de la construcción", dijo Fausto Spotorno, economista Jefe de OJF, quien entiende que no habrá suficientes inversiones como para acelerar el crecimiento porque las reformas para estimular la productividad aún no se han implementado.

"Me interesa ver el presupuesto que se aprueba en el Congreso", advirtió. "El ajuste fiscal puede jugar un poco en contra del crecimiento, pero en el corto plazo. Si atrae inversiones, juega a favor. Si el ajuste fiscal es razonable y ordena la economía, puede generar un shock inicial en la demanda, para después atraer inversiones", explicó Spotorno.

Ramiro Castiñeira, economista de Econométrica, estimó un crecimiento de 2,5% en 2018. "El Presupuesto mostrará la realidad en materia fiscal. Cómo el Gobierno busca cumplir con la meta fiscal y termina limitando al ciclo económico", explicó, pero anticipó que "va a seguir con el gradualismo en los segundos años de gobierno, más cuando el voto popular revalida este camino".

Entiende que hasta octubre la economía crecerá 4% anualizado y luego el ritmo mermará para que, en promedio, el año crezca 2,7%.
Para la consultora ACM, el crecimiento del año que viene alcanzará el 3,3%, cerca de las previsiones oficiales.


"Va estar influido por el crecimiento de este año, que va a estar por encima del 3%, hay bastante arrastre de actividad", dijo el economista Jorge Neyro.

Observa una dinámica virtuosa que sostendrá el crecimiento "si el crédito se sigue expandiendo como hasta ahora, el gobierno puede movilizar la inversión privada y en infraestructura y el consumo sigue sólido".
"Hay un ajuste fiscal pendiente, pero el gasto previsional y de seguridad social está indexado con la movilidad jubilatoria, entonces en términos reales no habrá un ajuste", anticipó Neyro.

En todos los casos, el crecimiento de 2018 será una buena noticia: romperá con el estancamiento que rige hace cinco años porque implicará dos años consecutivos de alza del PBI, algo que no se veía desde el bienio 2010 y 2011, señaló Spotorno.

Fuente: Cronista

Te puede interesar