Con fondos de la Unión Europea y apoyo logístico de Estados Unidos, el Gobierno reactivará el plan de refugiados sirios

POLÍTICA 07/09/2017 Por
Habrá un aporte financiero especial de la UE para los planes de capacitación a los refugiados. Siguen los trabajos de inteligencia en Medio Oriente y ya llegaron 800 personas de los 3000 que prometió Mauricio Macri
bolsa

Una inyección de fondos de la Unión Europea y una ayuda logística de la inteligencia norteamericana parecerían ser los dos condimentos necesarios que necesitaba el Gobierno para reactivar el alicaído plan de refugiados sirios que desde el primer momento de su gestión el presidente Mauricio Macri buscó encarar con la ambiciosa tarea de traer a la Argentina a 3.000 ciudadanos de Medio Oriente que sufren las secuelas de la guerra civil.

Tanto el financiamiento externo como la ayuda logística en la frontera de Siria con las fuerzas de inteligencia de la Argentina ya son un hecho. La Unión Europea acaba de aprobar una partida presupuestaria para destinar al Plan Siria de la Argentina para apoyar los programas de capacitación y acompañamiento de los refugiados sirios que lleguen al país.

"Se trata de un aporte presupuestario que la Unión Europea había comprometido dar al gobierno de Macri y que se usará para dar ayuda sanitaria y educativa a los refugiados sirios que lleguen a las comunidades de la Argentina donde sean destinados", reveló a Infobae un diplomático europeo que mantiene asiduos contactos con el canciller argentino Jorge Faurie. El tema ya fue dialogado con el Palacio San Martín y sólo faltan los detalles técnicos para determinar hacia que comunidades o provincias se destina ese financiamiento cuyo monto en Euros aún no fue anunciado.
Desde el Gobierno confirmaron que la partida presupuestaria de la Unión Europea llegará en forma inminente y será crucial para darle mayor celeridad al Plan Siria que en los últimos meses se estaba gestionando "por goteo" ante la falta de recursos y de logística apropiada.

No habrá una ayuda de la Unión Europea para el traslado aéreo de los ciudadanos que vengan de Damasco porque eso debe correr por cuenta del gobierno argentino. De hecho, cuando Susana Malcorra era canciller de Macri recibió por medio de una carta de la embajada de la Unión Europea en la Argentina una tajante negativa a financiar los viajes de los refugiados sirios. Así, la UE sólo se limitó ahora a ayudar a la Argentina con los programas de capacitación para que los refugiados puedan aprender español o tengan una atención sanitaria acorde. No más que eso.

Por otra parte, desde el Gobierno confirmaron que la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) junto con funcionarios de la Dirección Nacional de Migraciones y del Ministerio de Seguridad se encuentran trabajando desde hace varios meses en el control y filtración de los pedidos de refugio en la frontera de Siria y en Beirut. Para realizar este engorroso trabajo de selección de sirios con el cuidado especial de que no haya eventuales infiltrados de grupos extremistas, la Argentina cuenta con un fuerte apoyo de la CIA, la inteligencia norteamericana. La Homeland Security de Estados Unidos aportó unas computadoras especiales del sistema BITMAP para hacer filtros de biodata sobre identidades de terroristas. Durante la reciente visita del vicepresidente de Estados Unidos Mike Pence se acordaron con Macri los nuevos detalles de esta ayuda logística en materia de inteligencia de la CIA en Medio Oriente. Estos agentes también trabajan con los servicios de inteligencia de Alemania, Francia y de Italia. A la vez, los sistemas de cruce de datos reciben el filtro de la inteligencia de Israel que ha logrado una fuerte cooperación con la Argentina.
Según datos oficiales, el Plan Siria que Macri quería impulsar con el refugio de un total de 3000 sirios hasta ahora se logró recibir a 807 personas. Entre 2016 y lo que va de este año llegaron 576 refugiados sirios a la Argentina, en tanto que durante el kirchnerismo el Plan Siria tramitó la recepción de 227. "Es preferible que el programa se ejecute lenta pero eficientemente y no que vengan 500 sirios de golpe porque ello podría generar trastornos", dijo un funcionario del Gobierno. En la Casa Rosada admiten que en los últimos meses este plan se había desinflado por la de falta de fondos. Pero ahora creen que se reactivará. Con este programa, Macri también dio una señal de alineamiento con el Papa Francisco en su trabajo pastoral de insistir a todos los países en la ayuda humanitaria a los refugiados.

Las provincias que mayor receptividad han mostrado por el Plan Siria hasta ahora son Mendoza, San Luis, Córdoba, Salta y Buenos Aires. Se trata de lugares donde las comunidades sirias son prominentes y los refugiados pueden tener una malla de contención social.

La Dirección de Migraciones armó desde fines del año pasado la denominada "Mesa Siria" conformada por los Ministerios de Educación, Salud, Interior, Seguridad, Producción, Trabajo, la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y las ONG relacionadas con la temática siria. Desde ese entonces hubo pocos avances y más trabas a la hora de llevarse adelante el programa de refugio de 3000 sirios. Así, Migraciones promueve el "Programa Especial de Visado Humanitario para Extranjeros afectados por el conflicto de la República Árabe de Siria", denominado "Programa Siria", que fue prorrogado mediante la Disposición DNM N° 4683/2016 e incluye cambios en su articulado que simplifican algunos de sus requisitos, sumando facilidades para ampliar su sentido solidario y humanitario.
Para realizar el trámite ante la Dirección Nacional de Migraciones no se exige que el "llamante" o "requirente" acredite ser familiar o tener un lazo de afinidad con el interesado, abriendo otras posibilidades que exceden el marco referencial de los vínculos anteriormente exigidos. También se permite la tramitación del visado desde cualquier representación consular argentina, sin limitación geográfica. A su vez, las instituciones y organizaciones interesadas pueden avalar como garantes el compromiso de los llamantes de manutención, alojamiento y acompañamiento y/o actuar como requirente directamente. Una vez iniciado el trámite por el llamante o requirente, el beneficiario se debe presentar ante cualquier consulado argentino en el mundo (incluido el de Damasco), para realizar la entrevista consular y, posteriormente, en caso de no surgir ningún impedimento, obtener la visa humanitaria con la cual viajar hacia la Argentina. Al ingresar a la Argentina los refugiados obtendrán el DNI por 2 (dos) años, prorrogable por un año más, luego del cual podrá acceder a una residencia definitiva. Durante tal período, el beneficiario gozará de los mismos derechos civiles, sociales y económicos que un argentino.

Asimismo, el Programa mantiene habilitada la posibilidad de que los organismos internacionales con presencia en las zonas del conflicto, como el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) o el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) puedan acordar con las autoridades mecanismos específicos para requerir el visado humanitario para personas afectadas por el conflicto.

Fuente: Infobae

Te puede interesar