La ejemplar reacción de una reina de belleza ante las exigencias absurdas de un concurso mundial

SALUD 04/09/2017 Por
Zoiey Smale de 28 años fue coronada como Miss Reino Unido 2017. Pero, cuando fue a competir por un título internacional, los organizadores le demandaron estar por debajo del peso proporcional para su altura
zoey-smale-main

Zoiey Smale fue coronada como Miss Reino Unido 2017 en junio. Logrado el primer paso se preparaba para competir en el certamen internacional Miss Continentes Unidos, cuya final se lleva a cabo en septiembre en Ecuador, sin embargo para poder competir la organización le solicitó perder peso.

Además de sus rasgos perfectos, Smale posee medidas de una top, mide 1,80 cm, y viste una talle 38 lo que correspondería a un S /M en Argentina. "No estoy gorda en absoluto, estoy en la media. ¿Cómo me piden que pierda todo el peso posible para la competición? Es horrible, me han hecho sentirme una basura durante este tiempo", explicó la modelo al diario británico Daily Mail.

Una situación que viven miles de mujeres en los exigidos concursos de belleza que se desarrollan en el mundo. El culto a la belleza una vez más pone en juego la salud de sus participantes.

“No creo que deban decir eso, es horrible. Esa delgadez no es un buen modelo a seguir”, confesó indignada la ex Miss Reino Unido tras la absurda exigencia
“No creo que deban decir eso, es horrible. Esa delgadez no es un buen modelo a seguir”, confesó indignada la ex Miss Reino Unido tras la absurda exigencia

Frustada pero decidida a no ir en contra de sus salud decidió dejar atrás su sueño y no participar del certamen. "No creo que deban decir eso, es horrible. Esa delgadez no es un buen modelo a seguir. Están dañando a las jóvenes diciéndoles que son gordas. Hace diez años me habría tomado esto en serio. Devolví mi título porque no voy a apoyar una competición que haga esto a la gente", puntualizó la joven de 28 años.

Con esta decisión Smale busca la concientización con respecto a  este tipo de eventos, donde el camino a la perfección no conoce los límites. "Miss Mundo o Miss Galaxy son competiciones diferentes. Aquí quieren promover dinero, son hombres de negocio los que lo patrocinan y solo quieren ver a chicas semidesnudas", concluyó.

Te puede interesar