A ver si se apura Castellano, si no hay, mala suerte, pero apure las obras

LOCALES 12/08/2017 Por
Hay que hacer obras en forma urgente para preservar un 'pedazo grande" de la historia misma de Rafaela
multimedia.grande.9aa254d3abf878e1.6772616e64652e6a7067

El pasado 26 de agosto, la Municipalidad consiguió de la Justicia una orden de allanamiento que le permitiera ingresar a los exalmacenes Ripamonti a un equipo de técnicos, para que realicen un exhaustivo análisis estructural para determinar las mejoras que deberían realizarse para evitar que el lugar se siga deteriorando. 
Quien lidera el operativo es el ingeniero Marco Boidi, de Geotécnica. En diálogo con "Algo dirán" (Radio Galena, 94.5 Mhz), indicó que el relevamiento se centra en "los muros que dan hacia la calle, los sótanos y la estructura principal que quedó del edificio, que tiene un cielorraso de madera que se quiere preservar, y que está colocado". De acuerdo a sus dichos, "se pueden salvar", pero "serán necesarias obras de sostenimientos" y "refuerzos estructurales". "Todavía no lo tenemos bien diseñado, pero sí habrá que hacer inversiones en ese lugar", indicó el ingeniero, quien marcó que "son obras civiles que requieren más atención, porque más allá de la función de estabilizar, también hay que cuidar la cuestión particular. Habrá que trabajar haciendo el mínimo daño o reconstruyendo la parte histórica". Para ello, "se requiere de una mano de obra cuidadosa a la hora de hacer los trabajos. Buenos oficiales albañiles para hacer esta restauración. En Rafaela hay personal capacitado para hacerlo". 
"Estas obras tendrán que realizarse en un plazo breve. Pero no quiero aseverar nada antes de entregar el informe al Municipio. Estas obras, para que tengan estabilidad, van a requerir de una obra de refuerzo", señaló.
Por otra parte, indicó que los 45 días habilitados por la Justicia para poder ingresar al predio que le pertenece a Luis Alberto García Cullá les serán suficiente para recabar los datos y entregarle un informe al Municipio. 

CASA RIPAMONTI
En los últimos días, se supo que cayó un pedazo de mampostería de la Casa Ripamonti, el edificio lindante a la Recova y al Museo, y que le pertenece a otro dueño. Este edificio no está incluido dentro de los estudios encargados por el Municipio. Si bien Boidi no quiso determinar si eran necesarios trabajos, sí precisó que "en estos inmuebles que son centenarios, siempre requieren de algún mantenimiento". 

Fuente: La Opinión sobre una nota de Adrián Gerbaudo.

 

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar