El director K del Banco Central denunció que el Gobierno quiere apartarlo

POLÍTICA 15/07/2017
Pedro Biscay emitió un comunicado en el que afirma que el Gobierno nacional pidió su remoción del Banco Central. Su mandato vence en 2019 y dijo que el pedido se basa en la intolerancia respecto de sus opiniones técnicas

El director kirchnerista del Banco Central, Pedro Biscay, denunció que el Gobierno quiere apartarlo de su cargo por pensar diferente y manifestarlo en las reuniones de directorio.

“Hago público que en el día de la fecha he tomado conocimiento que el Poder Ejecutivo Nacional pidió mi remoción como Director del Banco Central de la República Argentina, cargo para el cual fui designado en octubre de 2014, contando con acuerdo legal del Honorable Senado de la Nación y mandato hasta el año 2019”, indicó el director en un comunicado.
La semana pasada Biscay acusó al presidente de la autoridad monetaria, Federico Sturzenegger, de tener como objetivo "bajar los salarios" y "favorecer las ganancias del sector financiero”.

“Es mi deber como Director advertir que este proceder significa un avasallamiento a la independencia e institucionalidad del Banco Central por parte del Gobierno Nacional. Que, además, no existen fundamentos para el mismo y se basa - únicamente - en la intolerancia respecto de mis opiniones técnicas sobre el manejo de la política económica, monetaria y los niveles de endeudamiento que se están llevando a cabo en el país”, agregó Biscay.

“No encuentro motivo ni explicación por el cual pretenden removerme del cargo para el cual fui legalmente designado, más que silenciar cualquier voz que no sea funcional al discurso del Gobierno Nacional y, por lo tanto, contrario a las disposiciones de la Carta Orgánica antes mencionadas”, señaló y agregó que “estos hechos demuestran un desprecio por la independencia del Banco Central, dando cuenta de una gravedad extrema que daña la calidad institucional del banco y de nuestra democracia”.

El directo además hice un repaso por algunas de medidas adoptadas por la entidad y en las cuales el expresó su oposición. “He mantenido criterios de oposición a la desregulación plena en materia cambiaria, por sus efectos nocivos sobre la estabilidad financiera, el empleo, el desarrollo económico con equidad social y la fuga de capitales. He procurado también durante este tiempo el cumplimiento cabal de la intervención previa del Banco Central de la República Argentina en el análisis de los impactos que, sobre el balance de pagos, podría ocasionar la veloz dinámica de endeudamiento externo, tal como exige la Ley de Administración Financiera del Estado”, afirmó.

Fuente: Cronista

Redacción

Daniel MAKENA. Jefe de Redacción

Te puede interesar