Lebac fuerte vs pases débil: el dilema del Central con su política monetaria

ECONOMÍA 15/07/2017 Por
Las letras en el mercado secundario adquirieron protagonismo y las tasas en las licitaciones pierden peso. Las miradas se posan sobre lo que sucede día a día y esto le resta previsibilidad a los inversores. Beneficios y contras para el BCRA
sturzenegger.jpg_1669179178

En la última semana, la tasa de Lebac en el mercado secundario escaló con fuerza y las miradas de los inversores se centraron en un mercado que hasta hace unos meses no tenía tanta trascendencia. El alza comenzó de despertar luces de alerta por el al impacto que tiene la decisión del Banco Central de convalidar tasas más altas que las de las licitaciones.
Desde principios de año, la autoridad monetaria toma como referencia la tasa de pases a 7 días y dejó de lado la de Lebac a 35 días. Hoy las licitaciones de pases se realizan cada 15 días y las de Lebac, una vez por mes. La intención del Central era dar mayor previsibilidad sobre las tasas y que el mercado no estuviera pendiente de las licitaciones todas las semanas, como sucedía cuando las letras marcaban la tasa de referencia.

Las intenciones quedaron lejos de la realidad y esto ya lo notaron los distintos actores del mercado financiero. “Hoy las tasas se evalúan todos los días en vez de hacerse una vez al mes como se pretendió desde el Central. Esto tiene algo positivo que le da mayor flexibilidad al Central para modificar las tasas. Por medio de las licitaciones y con comunicados de política monetaria, la modificación de las tasas tiene mayor peso”, sostiene Gabriel Caamaño, economista socio en consultora Ledesma.

Objetivos

La última licitación de Lebac fue el 19 de junio y la tasa a menor plazo se ubicó en 25,5%, mientras que la tasa de pases de la licitación del último martes fue de 26,25%. Estos valores están lejos del 28% que marcó la letra en el mercado secundario el viernes. La suba de tasas tiene un doble efecto: uno, el de quitar pesos de la plaza financiera y para contener la inflación -que es el objetivo explícito del Central-; por otro, acota la escalada del dólar en la city porteña.

“La decisión del martes (se lictan Lebac) es política y el principal objetivo del Central sigue siendo bajar la inflación. Sin embargo lo que se busca desde el Gobierno es lograr una política más integral junto con el ministerio de Hacienda”, indicó Joaquín Bagües, senior research analyst de Balanz Capital.

La suba de tasas tiene un doble efecto: uno, el de quitar pesos de la plaza financiera y para contener la inflación -que es el objetivo explícito del Central-; por otro, acota la escalada del dólar en la city porteña.
“En la próxima licitación el Central podría decidir pagar lo mismo que se está pagando en el mercado secundario o no. Con la mayor intervención y aumento de tasas en el mercado secundario de Lebac, se están desactivando las licitaciones de Lebac y pases”, agregó Caamaño.
El pujante mercado secundario de Lebac

Desde febrero la participación del BCRA en el mercado secundario de Lebac comenzó a tomar fuerza y en el mercado primario las curvas de stock de la tasa de pases y Lebac se fueron despegando. En un principio las dos curvas avanzaban, pero desde marzo la Lebac siguió avanzado y la de pases comenzó a bajar.

“Las licitaciones de Lebac dejaron de tener un resultado contractivo y pasaron a ser expansivas. Sin embargo, en el mercado secundario siguen siendo contractivas. Los inversores se pasan a donde se dan las mejores tasas y eso sucede en el mercado secundario”, afirmó el economista de la consultora Ledesma.

Si bien la tasa de pases es la que se toma como referencia, en los hechos la tasa que todos miran hoy es la de Lebac en el mercado secundario.

“El Central no logró que las miradas se dirijan a pases y se siguen posando sobre lo que sucede en el mercado de Lebac”, señaló Bagües y pronosticó que “el Central, en la próxima licitación de Lebac, va a mantener las tasas pero también va a intentar subir el tipo de interés en los plazos más largos". "La idea en principio sería que a largo plazo las miradas se posen sobre Lebac y a corto plazo se ubiquen sobre las licitaciones de pases”, evaluó.

En este contexto, los analistas de mercado siguen recomendando invertir en Lebac y esperar para pasarse a dólar, aunque aclaran que esto es conveniente en un escenario en donde se piensa que el dólar no volverá a dar un salto fuerte antes de las elecciones.

La decisión que tome en Central el próximo martes será clave debido a que ese día vence el 50% del stock de Lebac y es la última licitación antes de las Primarias Simultaneas Abiertas y Obligatorias (PASO).

Fuente: Cronista

Te puede interesar