May suspendió la audiencia con Macri alegando un problema de agenda

POLÍTICA 07/07/2017 Por
Las delegaciones de ambos países ahora buscan acordar un desayuno entre los jefes de Estado, que sería mañana. La otra posibilidad sería un breve encuentro durante las deliberaciones
Macri-y-Theresa-May-1920

Mauricio Macri se sorprendió al conocer que Theresa May había pedido una reunión a solas durante la cumbre del G20 de Hamburgo. El Presidente aceptó la invitación de la primera ministra inglesa y los protocolos de ambos países fijaron lugar, horario y reglas de juego: hotel Le Meridien, a las 10 del sábado 8 de julio, con agenda abierta.

Sin obviar que la soberanía argentina en las Islas Malvinas es una reivindicación histórica que traba las relaciones entre la Argentina y el Reino Unido, Macri tenía intenciones de proponer una agenda de trabajo conjunta que sirviera para fortalecer las relaciones bilaterales. Pero cerca de la hora del té en Hamburgo, la burocracia del Foreign Office se comunicó con la Cancillería para informar que May suspendía la reunión "por problemas de agenda". Ahora, ambas delegaciones buscan un nuevo horario y lugar antes de que concluya el G20.

Macri deseaba la audiencia con May, porque quiere ratificar su política exterior: abierta, multilateral y sin preconceptos. Y May también estaba interesada, porque su derrota electoral exhibió su debilidad doméstica y potenció su necesidad política de construir un perfil internacional que mimetice sus dificultades en el Reino Unido.

Era en la jerga de la diplomacia y los negocios un win-win.
Como ambas delegaciones tienen la instrucción de acordar la audiencia, no se descarta que Macri y May desayunen antes de iniciar la última jornada del G20. Para ambos mandatarios sería comodísimo y no habría costo protocolar: están alojados en el mismo lugar y los dos van al mismo sitio cuando termine la audiencia.

Si la negociación prospera, el mandatario argentino y la primera ministra inglesa compartirán el delicado breakfast del hotel Le Meridien. Sería el sábado 8 de julio, a las 8:30 de la mañana.

Con todo, hasta ahora, el desayuno no está confirmado. Y la audiencia ya ha sido suspendida. Y también existe otra posibilidad, que sería un breve encuentro durante las deliberaciones. Depende de May: ella pidió la reunión, y ella la canceló. Mueve la Dama.

Fuente: Infobae

Te puede interesar